Blogia
El Cronicón Cinéfilo

El hombre franquicia

Estos días he dedicado parte de mi tiempo libre a la reescritura de un artículo que había sido dañado en el descuido vírico que sufrí hace un par de semanas. Se publicará, íntegro, en Terror Universal pero como adelanto, aquí os dejo el texto de Introducción:

"John Carpenter es un cineasta atípico. Ganador de un Oscar en su edad escolar, astuto acaparador de las soluciones narrativas promulgadas por el gran Howard Hawks (que le convierte, todavía, en el gran continuador de su filmografía), el director ha volcado la mayor parte de su obra cinematográfica en el ámbito del género fantástico hasta convertirse en uno de sus maestros más destacados, en una leyenda viva.

John Carpenter: Brandman


Ninguneado por la crítica norteamericana (que no ven más allá de... su condición de artesano de género) en sus comienzos; de admiración creciente, sin embargo, en el resto de paises (en especial Francia –aunque en menor medida que otros compañeros de generación como David Cronenberg o Brian de Palma-) su filmografía aporta al cine de género, como casi ninguna otra, un sello personal inconfundible (scores, atmósfera sombría, composición de plano, eficacia narrativa) capaz incluso de génerar sobre su futura obra cinematográfica una creciente espectación, una ansiedad por conocer los neologismos conceptuales que el director norteamericano introducirá en su nueva aproximación al Cine Fantástico.

Aleatoriamente aparejado con las productoras de la mayor parte de sus filmes (Sandy King y Debra Hill), y con la seguridad que le ha dado hacer de su nombre una franquicia recurrente (la célebre John Carpenter’s), J. C. se ha convertido en uno de los pocos autores norteamericanos capaz de encauzar su carrera hacia un estadio de coherencia de naturaleza inusual en unas tierras norteamericanas demasiado acostumbradas a invertir en oportunismos y modismos zafios.

Pero lo más destacado de la cinematografía del director norteamericano es que siendo, como se ha dicho, un director circunscrito al género fanta-terrorífico y de ciencia ficción, J.C. ha logrado desplazarse por todos los recovecos del género (desde el Slasher -Halloween- hasta el Terror Claustrofóbico -The Thing-, pasando por el cine de Vampiros -Vampire$-, la fábula distópica de ciencia ficción -Escape from New York- o el cine de alienígenas, hostiles -They Live- o no -Starman) hasta proponer, de todos ellos, una vuelta de tuerca, un punto de vista novedoso que convierte a su Cine (una filmografía preñada de múltiples referencias cinéfilas) en un Cine (de Autor) innovador y sumamente elogiable.

En esta pausa (¿por problemas de salud?) en la que parecen haberse instalado los delirios creativos del cineasta, no está de más recordar la brillante aportación de J.C. al, tantas veces, denostado género Fantástico
.

Están Vivos

0 comentarios