Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Dime de qué te disfrazas...

Tony Curtis y Jack Lemmon perseguidos por los gángsters; Robin Williams asimilado a un padre que busca recuperar el amor de su hijo; un periodista con la voz de Dustin Hoffman que pretende hacerse un hueco ante las cámaras de televisión revirtiendo las reglas de la Naturaleza...

La Reina Amidala vestida de Padme acudiendo a un mercado de jedis de segunda mano; Frodo y Sam emparentados con el ropaje de los orcos en la inmediaciones de Mordor; Welles disfrazado de cadáver desaparecido en las alcantarillas de Viena; Nicholson suplantando el rol de un orate en el manicomio del Infierno; Mitchum disfrazado de párroco adicto a aquello del dejar-que-las-viudas-se-acerquen-a-mí...

Alguién voló sobre el nido de cuco


Ninguno necesitó de Martes de Carnaval para congraciarse con su otro yo. Y no, ninguno de éstos podrá superar la apostura y gracejo de los disfraces de Mortadelo.

Del Mortadelo de Ibáñez, naturalmente.

1 comentario

JIP -

Naturalmente... ;)