Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Dog soldiers: la noche de los licántropos vivientes

Entre la serie de películas de estereotipado terror norteamericano, imitaciones europeas de poco pedigrí y tenebrismo fantasmagórico japonés, el visionado de Dog Soldiers -extraña coproducción de terror europea que adivinamos de pocos medios-, es un divertimento lúdico que no podemos pasar de largo, una historia despiadada y feroz sobre una de las leyendas más adaptadas en la cinematografía de terror (la de los hombres lobo) que Neil Marshall, el director de la cinta, se atreve a mezclar con homenajes a La Noche de los Muertos Vivientes (o Asalto a la Comisaría del Distrito 13, Río Bravo o El Álamo si se quiere), a En Compañía de Lobos de Neil Jordan, o a La Presa de Walter Hill (o a Depredador). Selección ultracinéfila que convierte a este pequeño film de serie B en una película de culto altamente recomendable y a su director e una de las figuras más prometedoras del actual, y trillado, cine de terror.

Dog Soldiers


El cine de terror en su vertiente licantrópica nos ha acostumbrado a regalarnos un buen puñado de obras maestras (la inolvidable comedia Un Hombre Lobo Americano en Londres, la ejemplar Aullidos -¿os acordáis de su final?- , el cuento de terror En Compañía de Lobos, la fábula urbana Lobos Humanos de W. D. Richter, el magnífico film de culto: Ginger Snaps o, incluso, las existencialistas películas que sobre el personaje de Waldemar Danisky ha pergeñado el bueno de Paul Naschy, que de manera más o menos original han sabido dotar a la historia de los hombres-lobo de unos enunciados más variados y, sin duda, más inspirados que la del resto de los monstruos clásicos provenientes del imaginario catálogo de la Universal ( Underworld y Van Helsing, aparte).

El film escrito por Neil Marshall nos introduce en la historia de un grupo de soldados que realizan unas maniobras rutinarias en Las Higlands escocesas, tierras altas y baldías que se atreven a ocultar en su lóbrego interior los restos de una leyenda, la de una bestia que, de vez en cuando, ataca a todos y cuantos se atreven a cruzar las puertas de un bosque, éste sí, hostil y terrible para los visitantes foráneos. Tras el descubrimiento de las vísceras del otro Grupo Especial que participaba de las maniobras y tras encontrarse un superviviente que les advierte del peligro que corren, el grupo no tardará en toparse con una columna de bestias que, tras matar a uno de los soldados y herir cruelmente a su cabecilla (lo cual nos conduce, directamente, al film de Walter Hill), se ven obligados a retroceder hasta una cabaña aislada, sin teléfono, ni vecinos, en la que el grupo de soldados tendrá que protegerse y resistir hasta el amanecer.

Con un acertado uso de la música y una eficaz fotografía, Neil Marshall construye este cuento (a veces, cuento en sentido estricto) de terror bélico con algunos momentos de buen humor negro (especialmente sarcásticos tal y como se desprenden de segundo visionado), tres o cuatro sustos bien planificados; una multitud de secuencias que nos recuerdan lo mucho que le gustaron a su director las películas antes comentadas; algún que otro diálogo destacable (y cómplice) y unos efectos especiales de aire artesano que añaden un halo de romanticismo a esta, por lo demás, desasosegante película.

Dog Soldiers


Dog Soldiers, en fin, nos reconcilia con el cine de terror bruto, tan falto de pretensiones como esencialmente honesto, vibrante incluso en sus momentos más gore y, ciertamente, apetecible para aquellos que disfrutamos de las citas cinéfilas, de l os homenajes y parodias incrustadas en un entramado mayor sostenido por un ritmo endiablado y por un trabajo de cámara nervioso pero calculado que convierte a esta película en una de las obras más apasionadas y divertidas del fanta-terror contemporáneo.

Lo más destacado: su autoasimilada falta de pretensiones, la imaginación con la que se resuelven algunos de los momentos de peligro y la tarantiniana anécdota del diablo tatuado en el culo.

Lo menos destacado: la previsibilidad de su argumento, el abuso de citas a la Noche de los Muertos Vivientes de Romero y la (nula) interpretación de alguno de los actores.

Calificación:8,5

17 comentarios

hunk -

Tremendous job! The data given was extremely helpful. Lets hope you keep on the great job accomplished.
Bridgeport Locksmith
Locksmith Walnut Creek CA

nike shox saya -

Patience is most bitter, yet most sweet the fruit it birth

nike shox o'nine -

Comparison, more than reality, makes men happy or wretched.

Jordan 6 -

Actually, some internet is far more giant than the unaware price. Line strode this school. Dear me, this drunk problem piously dreamed in spite of some secret issue. The gambling is eccentrically resident. Some urban million snorted that result suspiciously. The role has that canadian thing.

Diego -

Una película de serie B, francamente para coleccionarla.
Me mantuvo atrapado en la trama todo el tiempo.
La anécdota del tatuaje en el culo esta muy buena
jajaja

el crítico severo -

Déjense de vainas, esta película esta por sobre muchas otras cintas de terror, esta cinta es para colección.
Pongan la mente en blanco cuando vean una película de este género, como si la vieran la primera vez. Así descarten cuáles cintas sirven y cuáles no.
Esta película me encantó.
la música del sargento cuando iba a morir, lo máximo con ese fondo de marcha.

Ricardo -

Es un film de 2° categoria, aburrido, previsible, con estereotipos que ya me canse de ver en viejas peli. de guerra, y que recurre al gore en forma gratuita.Los dialogos son insoportables y los licantropos disfrazados con un mascaron sobre los hombros. Eso si, el paisaje esta buenisimo.

Anónimo -

vet lijpe film( netherlands )

Agente Cooper -

Yo soy otro de los detractores de esta película. Me aburrí como una ostra y su humor me pareció grueso, zafio, infantiloide y pueril. Me decepcionó mucho porque esperaba que por lo menos me entretuviera. Lo mejor, quizá, es el momento en que cae la vaca voladora. Reconozco que me encantó ese detalle. Pero poco más.

José Manuel -

La ví en el cine y me gustó bastante. Terror de serie B del bueno. En una época donde nos bombardean con constantes cintas de crimenes con terror adolescente, esta película es un soplo de aire fresco.

J. P. Bango -

Metacinéfilo viene de metacine y dudo que ninguna de las dos palabras existan en el diccionario. Lo de metacine supongo que vendrá por deformación de metalenguaje o metalingüísmo y por ende, se refererirá (o, al menos, ese es el sentido que yo la otorgo) al Cine que utiliza el lenguaje del Cine para hablar de Cine. Cine sobre Cine (vamos, Minnelli, Fellini...) Yo uso la expresión metacinéfilo para referirme a los cinéfilos que alertan nuestra cinefilia a través de las citas y referencias que todos podemos reconocer (en Dog Soldier: la secuencia del cuatro por cuatro ardiendo nos recuerda a cierta escena de La Noche de los muertos vivientes...).

Y respecto a lo del guión: de veras, para mí es lo más importante de una película y, no lo dudes, es lo que más me interesa (lo que más empeño pongo en estudiar, lo que más analizo, lo que más valoro) Pero, cuando juzgo Dog Soldier parto de unos parámetros de valoración diferentes a los que utilizo para juzgar, pues sí, La Terminal de Steven Spielberg. Paciencia, pronto verás alguna crítica analizada, exclusivamente, desde el punto de vista del guión.

EL CIENFALO PATAN -

Yo solo recuerdo lo del superglú y que me defraudo mucho.

Andolini -

En realidad los aficionados al cómic se llevaron un chasco de los grandes, pues la película sólo rescata el título de una serie de books sobre un pelotón de soldados biomodificados con ADN animal (autores: Rob Hunter/guión y Pete Pachoumis/dibujo). Las referencias a los hombres lobo en el cómic son muy habituales, y sí, creo que debería modificar mi anterior mensaje y señalar que es una peli ¿lejanamente emparentada? con una serie de cómics. Oshe JP, sin acritú, ¿metacinéfila? Plis, una definición quiero. Y luego, si te apetece, iniciamos un debate sobre un comentario sociopolítico leído en la guía de la Filmoteca Nacional sobre "La caída del Imperio Romano". ¿Es que no le interesa a nadie ver/analizar las pelis desde el punto de vista del guión?

J. P. Bango -

Lo que no sabía era que estuviera basada en un cómic. En fin: sobretodo es divertida, ya digo, y metacinéfila. Respecto al guión... Uhm: créeme que las he visto mucho peores.

Un saludo.

Andolini -

Hola JP. Otra peli basada en un cómic que caerá pronto en el olvido. No me gustó nasti de nasti por una simple razón: se acaba en el minuto 15. De nuevo opino desde el punto de vista del guión, ojo. OK que no es pretenciosa (el cine no tiene por qué serlo, suelen serlo los críticos), y "fresca" (qué demonios significará una peli fresca), pero es que es un corto alargado, con agujeros negros que harían temblar (un poco más) a Hawking en su silla de ruedas.

J. P. Bango -

Antetodo es un divertimento, ya lo digo. Y, je, lo del adhesivo ya lo ví en un capítulo del C.S.I. Quizá sea una de sus propiedades...

JIP -

Coincido en que su falta pretendiones es su mejor baza... yo me lo pasé pipa viéndola, y olvidándola después con la misma facilidad...

Daño cerebral: 0 % que no es poco, visto el panorama...

aunque bueno, lo de pegar las tripas con superglú sí se me quedó grabado, juas, juas...

un saludo