Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Reyes

Todos los Reyes son magos, por eso reposan eternamente en sus poltronas refulgentes sin que nadie cuestione las razones que allí le acomodan. El mejor Rey, empero, sigue siendo shakespereano, henchido de celos o de poder, loco de amor fraterno, reconcomido por calaveras insolentes que informan entre las sombras de traidores e intrigas...

Sin saberlo, también son carne de cineastas obstinados, coleccionistas de ego que aspiran a dictar cátedra con textos antiguos que, sin embargo, les identifican y definen. Crean imágenes dónde otros pusieron palabras; secuencias donde había teatro; arte que subyuga arte...



Todos los directores son magos, por eso reposan eternamente en sus poltronas refulgentes sin que nadie cuestione las razones que allí le acomodan.

De éstos, al menos, esperamos que este año no sigan trayendo carbón. La primera en la frente la acaba de dar Oliver Stone con Alexander (otro Rey). La primera conclusión es que su vida resulta inadaptable para el celuloide. La segunda, próximamente en el Cronicón.

2 comentarios

J. P. Bango -

Pues la espero con ansia, entonces. En el fondo, siempre nos quedará Scorsese...

Spaulding -

le puedo asegurar que hay un director que, al menos, este inicio de año, no ha traido carbón. El otro día tuve ocasión de ver "El Aviador", de Scorsese, y, a mi parecer, es una película redonda, en la que incluso está bien el DiCaprio.