Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Érase... Leone

Érase Noddles y Max Bercovic. Cora, Carol y Fat Moe.

Érase la historia de América a través de sus gentes, de aquellos que forjaron sus cimientos al mismo tiempo que sus arrugas. Érase la vida en Cine, el Cine enfatizado.

Érase la historia de una amistad insondable, la de un trío amoroso condenado por el tiempo; la de un tiempo pasado inexorable.

Érase la historia de un pastel... ¿verdad? Tu también la recuerdas...

Érase Leone manejando el tiempo (narrativo o no) a su antojo; un puñado de actores... inigualables; una fotografía adimentada de una música hermosa. ¡Cuatro horas fabulosas!

Érase el mejor flash-back de la historia del Cine. Érase el Cine...

Sin más palabras.

Érase una vez en América

4 comentarios

J. P. Bango -

Yo tampoco me atrevo a comparar ambas películas. El Padrino (y sus secuelas) es parte de la Historia del Cine. Y Érase una vez América es el Cine.

¡Y Leone un extraterrestre!

Spaulding -

Es una de esas películas redondas que jamás me cansaría de mirar, aunque tampoco creo que sea superior a El Padrino. Están las dos al mismo nivel, cada una en su estilo.

Las dos son CINE. En MAYÚSCULAS.

J. P. Bango -

Esa es una de las teorías, ¿no? Y uno de los secretos que se llevó a la tumba el bueno de Leone. Para la reflexión ya se preocupó de legarnos esta, sí, Obra Maestra, indispensable en el subconsciente de todo cinéfilo qu se precie.

Agente Cooper -

Obra maestra absoluta. Una de mis películas favoritas de todos los tiempos. Lo mejor de Leone junto a la también sublime "Hasta que llegó su hora".
Por compararla con la trilogía mafiosa de Coppola, a mí me fascina más la obra de Leone. La encuentro más compleja, sugerente, emotiva. Es puro arte. Lo que siempre me he preguntado es... ¿Acaso no fue todo producto de las alucinaciones o ensoñaciones producidas por el opio? (teniendo en cuenta el plano final)