Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Repercusiones

a) Million Dollar Baby gana la batalla de la calidad frente a The Aviator. No es demérito de este Scorsese esforzado y, únicamente, correcto con su último producto fabricado a medida de los votantes de la Academia. Scorsese ganará su Oscar (es más joven que Eastwood, ¿no?) y seguramente lo hará con una película que, de veras, se lo merezca. Al menos, tanto como el film del amigo Clint.

b) El biopic más inspirado de cuantos se presentaban en la Gala era de Mar Adentro y por eso se llevó un premio, aun menor (en el conjunto de la Ceremonia), merecido. Amenábar se dedicó a repartir halagos por doquier con una gran generosidad y talante resumido en un discurso tan planificado como el resto de su filmografía. En fin, enhorabuena Amenálabar, Ameldavar, Aménabar ;)

c) No pude disfrutarla en su integridad por capricho de Morfeo (y de una cita hospitalaria inexcusable) pero me cuentan que la Ceremonia fue terriblemente aburrida, políticamente ultracorrecta y harto previsible. En este contexto prerrevolucionario... parece lógico que Drexler no encontrara acomodo para sus letras y ritmos. En fin, la canción no parece nada del otro mundo pero, a buen seguro y una vez seleccionada, merecía algo más que la forzada interpretación efectuada a dúo por Antonio -cuando digo no me siento culpable- Banderas y Santana.

d) Dicho lo cual, aventuro una profecía damasiana: los directivos acabarán con sus propias televisiones.

e) Los Increíbles se consagró como la segunda vencedora de la noche (y protagonista de uno de los únicos gags afortunados). Tuvo que competir en una categoría injusta y se defendió con una loable dignidad. También debió llevarse el premio al mejor guión original aunque, más que nada, para que el bueno de Charlie Kauffman no empiece a creérselo más de la cuenta y convierta su próxima película en algo (más) indescriptible.

f) Hillary Swank necesitaba una resurrección y el amigo Clint la propició. No debe volver a errar sus tiros a la hora de seleccionar nuevos proyectos porque su currículum no se lo podrá permitir. Yo siempre votaría por Kate Winslet aunque no hiciese películas...

g) La diferencia entre un director de cine que se cree el Rey del Mundo y otro que, siéndolo, resuelve sus discursos y éxitos colectivos por el camino de la modestia, se define por la cara de Clint Eastwood a la hora de subir a recoger sus premios. Lo bueno es que tiene ganas de más (de ahí su mensaje a Sydney Lumet). Lo mejor es que estaremos aquí para disfrutarlo.

Abrigaos todo lo que podais!

8 comentarios

er tio der pitillo -

er ke ma se lo merisia era er Nasho Vigalondo alias Nasho Vidal, alias Malaguita. Nasho, di la verdá!!! tu bibie en la Plasa de Italia i tienes un Ford Escor rosa putón.

José C. -

Estoy de acuerdo en lo de Kauffman. Ahora no va a haber quien soporte sus guiones. Y ya eran insoportables.

J. P. Bango -

Bueno, me guardo la opinión del premio al mejor actor hasta que haya visto Ray pero por lo que he leído a REFO (aquí y en su blog) no parece inmerecido. Eastwood hace de Eastwood, sin adimentos ni complicaciones emocionales y con eso resulta terriblemente creíble. En Million Dolar Baby nos demuestra que, efectivamente, también es un buen actor y la nominación no parece mal reconocimiento.

No voy a juzgar la presentación de Cris Rock porque a) ni entiendo el inglés lo suficiente como para seguirlo; b) ni me gustaba el tono del interpretador. Pero lo que sí me pareció era que no dejaba mucho margen a la improvisación y que actuaba de guardián de lo políticamente correcto (a pesar de lo de Bush).

Lo de Banderas... Pues me repito: está dejando de ser un actor para convertirse en, precisamente, una bandera: de los latinos, de los hispanos, de los vendedores de perfumes, aceites, divertimentos con kids de por medio... Un dueto con Jorge Drexler hubiera compensado, en parte, el desarreglo propiciado por los productores.

Respecto a los profesionales... Supongo que todos tienen que serlo para poder pagar esos vestidos, escotes y peinados, ¿no?

Un saludo a todos desde la congelada estepa castellana/siberiana.

antonimus -

se me coló otra vez el comentario

la verdad es que C. Rock cada vez hace menos gracia, en cambio (y es una opinion personalísima) yo propondría a Robin Williams para presentar la ceremonia. (me hace gracia, no lo puedo evitar)aunque a veces se le vaya la bola, eso lo reconozco.

ant -

REFO -

la Swank lo que debería hacer es ser más espontánea a la hora de agradecer sus premios porque aburre a las vacas.

Yo la ceremonia la vi tan corta como aburrida y JAMIE FOXX se merecía el puñetero Oscar. Eastwood está soberbio, pero el afroamericano este año era el indiscutible favorito, sólo hay que ver RAY para comprobar que él es lo único brillante de la peli.

Andolini -

Hay una frecuencia que se repite de forma constante desde hace varios años. Whoopi Goldberg y Billy Cristal se alternan sucesivamente con un presentador alternativo de la gala, y precisamente cuando toca uno de estos últimos, la fiesta decae. A mí el Rock este me pareció un borde de puta madre, y si Jude Law le diera una bofetada, yo no le censuraría. Sean Penn, que salió al escenario con una pinta y una voz de haber estado soplando Jack Daniels con Robin Wright y Tim Robbins entre bambalinas hasta que un operario le pegó un empujón hacia las tablas, dejó la bandera del respeto bien alta.´Dijo algo así como "perdonen mi falta de sentido del humor, pero quiero responder a una pregunta que ha hecho nuestro anfitrión esta noche. Jude Law es uno de los mejores actores de hoy en día". La cosa es que Sean me sacó del letargo, y ya estaba esperando una respuesta ingeniosa del tal Roca este, pero no. Tiene la gracia de una piedra el Chris este. "Quiero decirle a Sean Penn que tendrá noticias de mis abogados". Puaf. Drexler lo hizo muy bien. Fue elegante su reacción. Aunque lamentablemente inútil. A esta hora la aplauden los diarios hispanohablantes, pero mañna ya no será noticia en los USA. Ah, y va mi lanza por Banderas. Leo que "machacó" la canción, que la cantó "forzada"... Lo que yo escuché fue una interpretación muy digna EN DIRECTO, de un tío que ha mejorado mucho desde Evita. Y si la opción era Enrique Iglesias... Pero por su puesto, tendría que haber cantado Drexler.
Los Oscar 2005 han sido un premio a la profesionalidad. Sí. Disparad ahora, que os lo he puesto fácil...

Jackal -

Clint Eastwood se lo merecía (lástima del oscar a Jamie foxx por Ray).