Blogia
El Cronicón Cinéfilo

JDC: El Vaso de Leche

Quizá algunos forméis parte de esa conmoción colectiva que, de forma súbita, ha aparecido en la mayoría de estamentos de nuestra sociedad (y en todos sus medios de comunicación) mostrándose afligidos o pesarosos por la muerte de El Papa. O quizá pertenezcáis a aquellos que aún siguen brindado con champán... Tanto para unos como para los otros la aflicción/alegría tornará en olvido/decepción en un breve espacio de tiempo: en quince días habrá sustituto.

Es inevitable. Sucede en todas las clases jerarquizadas y, más aún en aquéllas que se sustentan desde tiempos inmemoriales en las prebendas de la fe y los impuestos, en los gobernantes y en los generales. Al contrario que los grandes personajes que deben su popularidad a su talento o su trabajo (Hitchcock, Picasso, Shostakovich), aquéllos suelen caracterizarse por alcanzar su santidad con un simple nombramiento, la solemnidad por un título tiznado en carmesí, su futuro por cuenta de un pasado oportunista y despótico.

Los Papas no han sido muy cinematográficos: en la retina es fácil recordar a El Cardenal o Las Sandalias del Pescador, alguna hagiografía (técnicamente hablando) olvidable y un par de obras maestras: Amén de Costa Gavras (el Papa actúa por omisión) y El Padrino III de Francis Ford Coppola.



Precisamente, de ésta última quiero destacar una gran secuencia (dentro de una linea argumental que apoyaba una teoría conspirativa de ascendencia didáctica): la de una taza de té que se posa sobre una mesilla que anticipa una de las elipsis más informativas de la historia del Cine Contemporáneo.

El modo en que Coppola narra la escena tiene mucho que ver con una de las secuencias más famosas de la cinematografía hitchcockniana canjeando el té de aquélla por un vaso de leche iluminado de modo refulgente. En fin, esto se trataba de un juego: ¿de qué película de Hitchcock os estoy hablando?

5 comentarios

J. P. Bango -

Es Sospecha, claro. En el siguiente post volveré sobre ella.

Aglie: tranquilo, el próximo JDC será más sencillo.

antonimus -

sospecho cual es la respuesta

Aglie -

Será demasiado fácil pero llevo 24 horas comiéndome el tarro y el título sigue sin salir.

J. P. Bango -

Demasiado fácil, ¿no?

gonçalo esteves -

Cary Grant vive.