Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Más allá de Tannhäuser

La blogosfera pierde enteros y calidad con la marcha de uno de sus baluartes literarios, el blog Tannhauser sostenido hasta el día de ayer por el gran Javier Iglesias Plaza, cuyos designios creativos, terriblemente sinceros e inspirados (pero también autodestructivos y nihilistas), definían una subparcela conceptual tantas veces saboteada por aquellos que confunden verbo con pedantería, fluidez narradora con palabras futiles y vacuas (no me miréis...).



Tannhauser era diferente. Unía a esa gran calidad, no exenta de riesgo, una vocación experimentadora y puramente emocional que transgredía los cánones no ya de lo políticamente correcto sino de lo literariamente correcto, rebuscando entre las palabras aquella que expresara mayor hondura y sinceridad, y en la forma (terriblemente visceral), una vía de escape en la que sofocar las decepciones provocadas por la rutina.

Extraodinariamente humanista (post-humanista como él mismo se definiría), cronenbergiano de postín, Roybattiano si se quiere y siempre buen escritor, JIP deja la blogosfera por la puerta grande, con un incremento de visitantes diario, y con la satisfacción de haber contribuido a forjar la independencia y lucidez que hoy día define y anima a buena parte de este submundo internáutico.

Para nosotros, lectores ocasionales de aquel (su) universo, lega una estimulante colección de artículos, poemas y relatos cotidianos que podremos consultar a través del archivo con el respeto a quien una vez quiso y supo convertir su experiencia vital en fragmentos de literatura de alta alcurnia.

Nos seguiremos leyendo, camarada.

2 comentarios

wilder -

me encanta, encanta. Sin duda tu artículo hace justicia a tan magnifica obra de arte. Blade Runner es la máxima expresión de lo que significa el cine

JIP -

Después de estas palabras sólo se me ocurre decir que, muchas gracias, compañero, y que sí, que nos leemos...

un abrazo :)