Blogia
El Cronicón Cinéfilo

El día D

Una exitosa resaca proveniente de Cannes, una ansiedad insuperable acumulada a lo largo de las 27 primaveras que me alumbran, testimonios que alaban las bondades y hallazgos de su composición formal y cromática, un trailer impagable, !Darth Vader por fin!, una entrada quemandome los bolsillos durante una semana, un leve dolor de cuello sin imporancia, una música marciana, el colofón a una saga incomparable, millones de fans encantados, unos títulos de créditos inmortales, una expectación sin igual, una tensa espera, una cuenta atrás inexorable...

¡Y va la puta araña de los cojones y me inyecta su puñetero veneno en medio del párpado! ¡Hoy! ¡Precisamente, hoy! ¡El día D! ¡Grrrrrrrr! ¡Con la entrada en el bolsillo...! ¡Y con un ojo hinchado! Solo falta que me mire un tuerto...

Tendré que romper los espejos, claro.

1 comentario

Luis -

Bueno amigo es una buena razón para ir a verla dos veces: la primera vez la ves con un ojo y la segunda con los dos. Yo tengo mi entrada para mañana y estoy ya de los nervios.