Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Escarnio: un cuentometraje de terror

(Escarnio: Burla tenaz que se hace con el propósito de afrentar)


Gracias al empeño personalísimo de su director he conseguido visionar y disfrutar de Escarnio, I Premio del Jurado en la 23ª Edición del Festival de Cine de Terror de Molins de Rei (también seleccionado para Sitges 2004) y una de las películas (aun de corta duración) que más me han sorprendido en unos últimos meses dominados, pues sí, por la más absoluta desidia creativa.

El relato de Horacio Quiroga: “La Gallina Degollada” sirve de base a este Escarnio para narrar la historia de una pareja que vive feliz con sus tres hijos hasta que éstos desarrollan, con el paso de los años, una extraña afección, una anormalidad rabiosa que provoca el rechazo y repudio de su propia madre quien, tras quedarse embarazada otra vez, pone todo su empeño y denuedo para que su nueva hija no se vea infectada por el delirio hereditario (o no) que asola a los demás...

Escarnio



El corto de Raúl Cerezo, afectado de un progresivo grado de inquietud, divide la acción en dos partes diferenciadas: la primera, introductoria, va presentando los heterogéneos elementos que van a dar sentido a todo el relato: a) fluidez narrativa (que alcanza un gozoso cenit en la narración del paso del tiempo), b) referencias objetuales (props) al cuento de Ricitos de Oro (los tres tazones de leche, las tres sillas de diferentes tamaños, la habitación desnuda que antecede a los dormitorios...), y c) servidumbre de la fotografía a los diferentes niveles emocionales que nutren la historia (el rojo infierno del interior en contraste con la luminosidad exagerada de los exteriores...). La segunda parte, una consecuencia ineludible de la anterior, se presenta como un clímax in crescendo de casi diez minutos, apoyado en un montaje sobresaliente y en la conjugación al límite -tanto que roza el paroxismo-, de todos los mecanismos (formales y conceptuales) presentados o insinuados en la introducción.

En ambos segmentos destaca, sobremanera, una composición formal severamente adulterada que refuerza su condición de cuento de terror personalísimo, de obra planificada y autoconsciente, subyugada por el protagonismo absoluto de la composición de plano y por un cierto regusto a cine de género que se niega a renunciar a su condición de (pequeña) obra de autor. Es, precisamente, el enérgico componente cromático, el juego narrativo propuesto por el uso de las texturas y el color, lo que dota de entidad reconocible a este Escarnio de Raúl Cerezo, un corto con hechuras de obra mayor que se define como un ejercicio de estilo maduro, sumamente planificado, virtuosamente lúdico..., hasta que su abrupto y apocalíptico final cierra el círculo esbozado.

El final, por alusiones, no sólo refuerza la idea de película circular (y no sólo en cuanto a su estructura: el corto comienza y acaba con la enigmática presencia de un médico rural, testigo y punto de vista de todo lo que sucede alrededor de esa finca maldita, una especie de demiurgo, en realidad, un émulo del director asimilado al Hombre Alto de las películas de Don Coscarelli que preludia –y observa- todo cuanto acontece), sino que también otorga un gran protagonismo y presencia a algunos objetos redondos (el sol, el cubo, el pozo...) que van a tener una importancia determinante en su conclusión. El uso sugerente y sugestivo de estos elementos dota de un enriquecedor dinamismo a la historia, aparte de imbuirla en el terreno de lo interpretable y lo misterioso...



A pesar de su corta duración la película de Cerezo deja para la retina un par de secuencias ciertamente inspiradas: a) un primer plano de los pies de la pequeña protagonista sobre un bordillo -que limita su casa con la finca donde viven sus “primos”- filmados como si de los de un funambulista se tratara (con redoble de tambores incluido), encadenado de manera cómplice al libro de Ricitos de Oro que actúa como eje narrador de la segunda parte de la historia; y b) un montaje paralelo que unirá el destino de una gallina que se asoma a un cubo de agua con el de la indiscreta niña que persigue el reflejo del sol en un pozo de ascendencia feérica.

La humillación, la culpabilidad, la venganza a modo de afrenta, la crueldad, el servilismo, el desprecio, el odio..., son temas definitorios de esta película con vocación de ejercicio de estilo que obtiene en el apartado formal su recompensa más edificante y en el estatismo y gravedad de los actores (debido a la subordinación hacia una sofisticada pero castradora planificación narrativa) su tara más evidente y reprochable.

Todo junto, bien solventado y simétrico, se resuelve como una de las cintas más disfrutables de la cinematografía corta nacional, como una distinguida introducción a un universo personal y peculiar que, esperemos, pueda conseguir una continuidad en propuestas de mayor pretensión argumental y presupuesto.

Escarnio es una rara avis, en fin, que deberá sobrevivir, sin embargo, a la limitada difusión derivada de su naturaleza y al especial carácter de su argumento (no tenemos que olvidar que se trata de un cuento macabro, un cruce mefistofélico entre los Hermanos Grimm, Andersen y Horacio Quiroga), no apto para todos los gustos y/o públicos. Naturaleza y carácter determinantes de un cuentometraje de terror cuyo visionado comporta cualquier cosa menos la indiferencia.

Lo más destacado: la sinergia consecuente de la envidiable conjugación de todos los elementos técnicos partícipes de su resultado final: música, fotografía y dirección.

Lo menos destacado
: que su visionado quede reducido/limitado a un grupo de entusiastas, habituales seguidores del mercado del corto, y/o pequeños distribuidores cazatalentos.

Calificación: 8,5

9 comentarios

Antonio -

Okey me lo acabo de comprar. ¿Así que tiene un trailer de esos que destripan? Joder, pues en un corto me parece de lo más absurdo, jajajjajjjajaj, lo veré después del corto. ¿Easter Egg?Creo que nunca he visto uno¿cómo se localizan esas cosas?

J. P. Bango -

Refo, no se imagina las ganas que tengo yo de ver El Límite. Así que cuando quiera, ya sabe...

Respecto a lo de hacer cortos de género: pues habrá que empezar a reivindicarlos como se merecen. Desde luego, éste, tanto en el apartado formal como en el apartado conceptual merecen las loas que preceden a estas lineas.

Antonio: me consta que el dvd es completito, con un making off, un trailer la mar de explicativo y algún easter egg ciertamente enriquecedor (aunque hay que bucear lo suyo para localizarlos). Pero claro, ya sabes que sobre gustos...

Antonio -

Joer tampoco se puede quejar, acabo de estar en la web oficial y tiene un montón de selecciones y un par de premios majos en el palmarés, uno en Italia. Ya quisiera yo eso para mis cortos.
Mi pregunta es más sencilla que todo eso: ¿qué tal está el dvd?¿es verdad que es tan completo?¿Podéis contarme algo?

Es que me habían hablado muy bien del corto y ya con la opinión de Bango me lo quiero comprar, pero claro si me compro un corto por la pasta que me pide dvdgo qué menos que venga en una edición en condiciones.

Gracias.

REFO -

Espero colgar algún día EL LÍMITE para que haga una de estas brillantes críticas suyas de mi humilde corto, J.P.

REFO -

Este Magnolio... Es un gran tipo y un aprendiz de director que ha hecho un corto con dos cojones poniendo la carne en el asador.

Es una pena que en este país si no haces un corto de comedia o una gilipollez llena de giros de guión no te jales una rosca en festivales.

Espero que le vaya bien con su nuevo corto que sé que está preparando.

Por cierto, hace mucho que no hablo con él.

Aglie -

Esta noche probaremos el burrito, a ver si hay suerte. E investigaremos un poquillo en DVDgo (uso el plural mayestático como la niña del Exorcista).
Y discrepo: no veo la ironía. Me parece una faena.

J. P. Bango -

Me gustó bastante, sí. Txolo introduce un elemento que olvidé citar: su atmósfera.

Hay talento detrás: eso es indiscutible.

Aglie: pues ahí está la ironía: puedes imaginar la enorme cantidad de buenas películas (cortas o largas) que quedan al margen de nuestras elecciones diarias...

En fin, supongo que proseguirá su carrera festivalera. En DVDgo está disponible en ese formato, creo.

Aglie -

Y dónde podemos visionar esta maravilla?

txolo -

Escarnio es un pedazo de corto como la copa de un pino, el mismo Raúl Cerezo me lo regaló (me hizo mucha ilu, por cierto) y que decir, recomiendo a todo el mundo que si puede tener acceso a el de alguna manera, lo vea, porque es fascinante. Que atmosfera, que... que todo, coño