Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Todavía cuelan las precuelas

Nuevos tiempos: si el futuro no da más de sí acudimos al pasado, apostamos por un director que busque financiación para proyectos más comprometidos e intimistas, un guionista de perfil bajo acostumbrado a los chascarrillos de taberna y a la pugna superheroica, y un departamento artístico remozador/actualizador de todo lo visto y leído... y, sí, ya tenemos nueva franquicia, energías renovadas; productores satisfechos... Lucas lo llamó Precuela y todos se subieron al carro con ojos codiciosos: hoy día, hasta un thriller de terror de gran éxito artístico y crítico como El Exorcista se atreve a revolver en sus cimientos buscando la forma de generar nuevos dividendos. Ellos fueron tan osados que, incluso, se atrevieron a estrenar en cines una versión remasterizada del gran clásico del cine de terror de los años 70.

Por alusiones clasicómanas, otra imprescindible de los 70, La noche de Halloween, producida por profesionales menos habituados a los modernismos, sobrevive a duras penas entre delirio y delirio con secuelas infinitas cuyo único propósito se resuelve remarcando las propuestas ya descritas en el film original... Tú y yo tenemos la respuesta: ¡Con lo fácil que sería lo de la precuela!

En fin, que todo esto venía a cuento de Batman Begins... Mañana os pongo la crítica.

3 comentarios

J. P. Bango -

No sabría si comenzar por los años del sanatorio o los de la guardería. De algún lugar le vendrá su afición por las máscaras.

La palabra precuela, efectivamente, es más bien un palabro. Pero no tardará en admitirse. El marketing manda.

Kapewaken -

No se quien invento la palabra precuela, si Lucas o algun avispado ayudante suyo, pero no existe en el diccionario de la R.A.E

Perraco -

osti, tú, qué idea!

"Halloween 1/2: Los años del Sanatorio"

Cuándo empezamos??