Blogia
El Cronicón Cinéfilo

La eterna espera

¿Alguno de ustedes se ha parado a pensar lo que tarda en pasar una eternidad? No. Seguro que no. Ustedes viven en un planeta donde la eternidad es un concepto etéreo, una panacea filosófica sin importancia. Esperando a la eternidad pueden, tranquilamente, morirse. No saben la suerte que tienen...

Yo vivo en un planeta donde la eternidad se manifiesta segundo a segundo. Y yo no puedo morir para superarla, al menos en mi estado embrionario, cuando mis tentáculos reposan dentro de un cascarón ovoide esperando -este es mi sino- la siguiente etapa evolutiva. Para que se produzca este salto liberador a uno de ustedes se le tiene que ocurrir aterrizar en mis dominios, hollar el terreno que una vez pisaron mis antepasados y meter sus narices, literalmente, en el casco de mi nave espacial buscando lo que no hubieran querido -de saberlo- haber descubierto jamás.

Cuando viene a verme una camada de astronautas incautos, las emociones que uno siente por dentro se asimilan a un orgasmo. No. No me mal interpretéis. Mi deseo de carne no tiene nada que ver con el sexo sino con la supervivencia. La sangre me regenera, me convierte en una supraespecie voraz, letal y atlética. Y ellos suelen llegar colmaditos de templada hemoglobina...

Me convido a pasar a mi tercer estadio en cualquier receptáculo orgánico que me permitar asimilar substancias vitales: plasma y líquido amniótico. Salgo después de él, por donde puedo (nunca de manera discreta), y comienzo a estudiar a mis futuras víctimas; las cuento: una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete... No me gustan los gatos. De momento soy pequeño y huyo. Mañana seré más grande y les plantaré cara. Sólo necesito sus vidas y, a mí, nunca me asustaron los lanzallamas.

Los he devorado a todos. A todos, menos a una... Una hembra. Ella cree que me ha matado. Pero sólo yo sé la verdad. Vuelvo a mi latente estado primigenio: la perpetua e insobornable espera.

Cada vez estoy más cerca de vuestro utópico planeta azul. Y vosotros, víctimas potenciales de mi voracidad, a un paso -sólo uno-, de la extinción.

8 comentarios

Pornstar Sex Movies -

Free pornstar pictures and movies,free sex galleries and porn videos, the hot babes in that moment, Pornstar sex movies, pornstar sex pictures

Best Penis Enlargement -

Information About Best Penis Enlargement Pills, Exercises and Patch

Alfredo -

Bueno, de algo tendría que servir alguna vez vivir en provincias. Ahora revisaré los visiones y fabricantes de sueños que me tocan... Por cierto, ¿es usted socio de la AEFCFT? apúntese, hombre, que es facile e divertente!

J. P. Bango -

Espero tu comentario con ansiedad, Alfredo. Aquí o por e-mail. Haré lo propio cuando tenga un ejemplar (aunque, ejem, creo que tardaré algún tiempo más en tenerlo).

Agente, sólo sabemos una cosa. Ripley no estará. ¿O sí?

Bueno, Aglie. Ahí está la ironía. Para una especie depredadora que lleva casi toda una eternidad esperando festín semejante, un par de lustros devorando seres humanos debe ser poco menos que un "paso".

Aglie -

No sabía q el bicho ese supiera escribir. Es un poco inquietante. Lo de "sólo un paso" es menos inquietante: Si él solito tiene q liquidar a seis mil millones...........

Alfredo Álamo -

Pooor cierto, que esta noche podré hojear el Visiones 2005 donde usted publica en mi compañía. Ya le comentaré.

Andolini -

Chomsee? Chomsee eres tú? Gatitogatito ven gatito...
AAAAAAHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!

Agente Cooper -

El octavo pasajero nos acecha.

¿Alguien sabe algo de la posible 5ª entrega?