Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Lecciones de vida y boxeo (parte II)

¿Os he dicho ya que he vuelto a ver Million Dollar Baby?

Frankie: Esa mujer no hace nada de lo que le digo.
Eddie: ¿Quieres un consejo?
Frankie: ¿Cuál...? –se da la vuelta y observa a su interlocutor que tiene sus pies sobre la mesa de su despacho-: Oye, ¿y tus zapatos?
Eddie: Me estoy aireando los pies.
Frankie: (sorprendido) ¡Tienes unos agujerazos en los calcetines!
Eddie: No son tan grandes...
Frankie: ¿No te di dinero para unos nuevos?
Eddie: Estos me los pongo para dormir. A mis pies les gusta airearse por las noches.
Frankie: ¿Y por qué los llevas también de día?
Eddie: Porque mis calcetines de día tiene más agujeros...
Frankie: Pues... Si te doy un poco más de dinero... cómprate unos nuevos, por favor.
Eddie: La idea me seduce, pero... No puedo asegurártelo. Quizá me vaya al hipódromo.

****

Frankie: Padre, el de hoy ha sido un gran sermón. Me ha hecho llorar.
Padre Horvak: Qué es lo que hoy te desconcierta
Frankie: Pues lo de siempre. Lo de un Dios que son tres dioses.
Padre Horvak: Frankie, la mayoría de gente entiende que es una cuestión de Fe.
Frankie: ¿Es como una mezcla de avena, trigo y pasas metido en una gran taza?
Padre Horvak: ¿Estás aquí delante de mi Iglesia, para comparar a Dios con el muesli? Solo vienes aquí para aturdirme... Esta mañana no lo conseguirás.
Frankie: Pero estoy confuso.
Padre Horvak: No lo estás.
Frankie: Sí lo estoy.
Padre Horvak: Entonces la respuesta es que sólo hay un Dios. ¿Algo más...? Estoy ocupado.
Frankie: ¿Qué es el espíritu Santo?
Padre Horvak: Una expresión del amor de Dios.
Frankie: ¿Y Jesús?
Padre Horvak: El hijo de Dios. No te hagas el estúpido.
Frankie: Pero entonces él que es. Le convierte eso en semidios?
Padre Horvak: ¡Esos no existen, gilipollas pagano! (Cambia de tema:) ¿Has escrito a tu hija?
Frankie: Por supuesto.
Padre Horvak: ¡Estás mintiéndole a un cura! ¿Sabes qué? Tómate un día libre... ¡Mañana no vengas a misa!

0 comentarios