Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Fiebre... de fútbol (Habemos Lippis)

Esta vez no va de Cine. Pero casi.

Porque el protagonista es una Bestia aunque sea una Bestia menor: no hace Cine ni da miedo. En realidad ya no mete ni goles. Hoy, por ejemplo, ni juega.

Veamos. No soy pesimista. Hoy me levanté con una cierta sensación de cansancio. La rutina acomoda y el trabajo duele. El madrugón inhabilita la lucidez. Y ni siquiera la resaca futbolera lo compensa. Es más: no ayuda nada que pongas el teletexto y veas a tu equipo impregnado de rojo y al borde del abismo...

Hoy se la juega Luxe. Para que lo entendáis: es como si Spielberg le cogiera el gusto a rodar, semanalmente, películas tan debatibles como La Terminal. No es que sea una mala película, ojo. Es que los medios de producción con los que cuenta, la posibilidad de elegir el proyecto que le venga en gana, y la banalidad de su resultado, le resta buena parte de su credibilidad. Y, además, aburre. Por eso no le perdonamos ciertos deslices a Wanderlei, pronto, “El Ex”. El propio Wanderlei es un desliz en si mismo y encima desprecia el juego por bandas. Lars Von Trier estaría orgulloso de él: “Yo quito la música de las películas. Él quita a los extremos”. ¡Viva la evolución!

No hay ni misterio. No está Urzaiz así que le tocará a Fernando Llorente culminar el córner de turno. Ay. ¡Y Walter Luján, aka Samuel, metiendo goles en el Inter! Y Robinho. El hombre bicicleta. El príncipe. Se oyen rumores que protagonizará un anuncio de gaseosa. Esperemos que no lo merezca. Porque como lo sea esto huele a descenso.

Hoy será una noche larga (escribo esto en el descanso del Partido y sé, a fe ciega, que ninguno de vosotros lo leerá sin conocer ya el resultado: dudo que Blogia os deje entrar a tiempo, en realidad). Pese a que hay alguna posibilidad (GUTI) de que me trague las palabras, puedo aventurar a decir y digo, que Wanderlei (and friends) no se comerán el turrón... en Madrid.

Disculpad la intromisión futbolera. Hoy tengo fiebre. Y estoy cabreado.

4 comentarios

Javier -

El Madrid siempre me ha dado mucho asquito tanto a nivel de entidad como a nivel de equipo, pero es verdad que lo que estaba haciendo ese entrenador es particularmente disparatado.

Eso sí, lo que realmente me molesta es que a base de los Ronaldinho, Eto'o y demás chupones de su misma ralea, el Barcelona cada vez va perdiendo más identidad y se va pareciendo más al Madrid de turno.

txolo -

Señores madridistas, que rabia me da que ganen!!

J. P. Bango -

Pues sí. Me las trago. Como oráculo no tengo precio ;)

Andolini -

Tráguese sus palabras, con pase de Guti incluido, Maese Bango, como yo me tragué dos jugadas a balón parado que mi Athletic no supo defender. Cuando Goikoetxea se acercaba a la banda para sacar un corner, se desmayaba el perro policía... qué tiempos. Un abrazo futbo-cinéfilo.