Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Uranio embotellado

Representante paradigmática del cine hitchcockniano por excelencia, Encadenados/Notorious revierte las implicaciones del macguffin típico (de la filmografía del británico) condenando a los personajes, no ya sólo a la resolución de un problema que únicamente les interesa a ellos (en este caso, a sus superiores), sino a sobrevivir a una historia de amor tumultuosa, visceral y extrañamente correspondida.

Todo ello, aleado con notables cotas de suspense, de nuevo, protagonizado por objetos que asumen un protagonismo irracional y memorable (las llaves de una bodega, las botellas de la cosecha de 1934), diseñados para secundar un argumento increíble (pero eficaz) en torno a un macguffin que vuelve a reunir algunos de los tópicos (con)formadores de su filmografía: madre castradora y dominante (sobretodo de cara a la nuera); mujer enamoradiza y sufridora; concilio de malos aficionados a las conspiraciones geopolíticas...

Cine próximo a las vertientes emocionales definitorias del film noir a lo Fritz Lang, Encadenados representa el enaltecimiento del Amor en el Cine de Alfred Hitchcock sólo igualado (aunque desposeído de la reciprocidad necesaria para que pueda definirse como película esencialmente romántica) por varios segmentos de Vértigo que, al igual que ésta, aún conserva el carácter de película claustrofóbica, psicológica y enfermiza.



Es Encadenados, una de las cumbres del mejor cine de todos los tiempos.

0 comentarios