Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Los Cuatro Fantásticos: Vacuidad en formato prescindible

Hace un par de meses utilizaba para resumir el sinsabor general que me había producido el visionado de Batman Begins, un titular bastante significativo: "otra película fallida de superhéroes" que expresaba, también, el carácter reiterado y predecible de todo lo visto. Para definir los 4 Fantásticos ya no se puede hablar de obra fallida, sino de obra absolutamente prescindible, sin ritmo ni gracia aparente, sin atisbo alguno de ingenio o de talento. Es más, ni siquiera es un producto entretenido.

 

 

 


Ruido, fuegos de artificio sin sentido mezclados en un argumento recurrente, otro deja vu en realidad: un experimento científico fallido, una tormenta radiactiva de origen espacial, y una mutación sui generis que hace que nuestros protagonistas, y también el malo de la función, por supuesto, muten, se transformen en entidades sobrenaturales, poderosas... Es la parte más rutinaria de la película, un prólogo quizá demasiado largo, que se sucede de un nudo argumental de naturaleza apocada y previsible que responde a una cadena de tópicos por todos conocidos: se dan cuenta que tienen poderes (con algunos gags que pretenden ser graciosillos), piensan en si mismos en términos de desgracia (para que el espectador les compadezca), se aprovechan de sus cualidades especialísimas para dar rienda suelta a su condición de héroes invencibles (y sin manual de instrucciones: si el protagonista de El Gran Héroe Americano hubiera tenido tal habilidad hubiera cambiado la historia de la Televisión) y se enfrentan, en fin, al arquetipo ambicioso, ese que quiere dominar el mundo, en un final eyaculador dominado por el estruendo y la pixelación exagerada.


No todo es negativo (de ahí la existencia de esta crítica, ya sabéis). La angustia existencial que define a La Cosa cinematografiada (en especial el reencuentro con su esposa) bebe de una de las obras ineludibles de este tipo de subgénero, el Darkman de Raimi, otro tipo sujeto a una deformación física de carácter irreversible que debe hacer frente a la impostura del amor eterno cuando a éste se le pone de frente el tipo más feo del lugar. No es suficiente pero es algo. Como también lo es una Jessica Alba que reivindica un mayor protagonismo para Sue Storm que exceda la conocida historia de amor que debe unirla al poco carismático jefe de cuadrilla al mismo tiempo que debe alejarla del sujeto malicioso que tuvo por bien enamorarse de la misma mujer.

 

 

 


Lejos, en fin, de las dos obras maestras del género: El protegido o Los Increíbles, o de productos menores pero que, sin embargo, conservan rasgos de la personalidad de su director (aun sin mayores pretensiones) como Hellboy, Spiderman 2, X-Men o Hulk, Los 4 Fantásticos sólo tiene sentido como un largo pero prescindible prólogo de una secuela, deseamos más inspirada (toda vez que las presentaciones ya parecer haber quedado hechas aquí), que debe hacer olvidar las sensaciones negativas que deja el visionado de esta insatisfactoria y mejorable cinta de acción fantástica.

Lo más destacado: la secuencia del puente donde los protagonistas descubren, y de qué manera, la complejidad y fortaleza de los poderes que les conforman.


Lo menos destacado: que una secuencia no justifique el precio de una entrada.


Calificación: 4


6 comentarios

John Trent -

A mi me sorprendio gratamente esta pelicula. No soy conocedor del comic ni nada de eso. Simplemente iba a verla como divertimento y eso es lo que me ofrecio. Es muy divertida y dinamica. No tiene la fuerza de otras adaptaciones recientes como Batman Begins o, algo menos, las dos partes de Spider-man pero es un buen entretenimiento, que no engaña a nadie.

EKI -

Si que habrá secuelas, eso seguro, Jessica Alba ya hablaba (lo lei en los comics de Ultimate 4, creo) de la segunda y la tercera y mencionaba algo de aventuras espaciales (Galactus) y acerca de los hijos de Sue y Reed en la tercera.

J. P. Bango -

Sí. No cuestiono los tópicos de estas historias superheróicas pero sí una traslación cinematográfica desidiosa y vulgar. Por eso quizá me guste tanto Hitchcock y esa insólita manía suya de hacer del material que adaptaba (muchas veces menor, otras completamente opuesto a su modo de entender el espectáculo) una obra personalísima, manteniendo intacta su integridad como Autor y, de paso, dando al espectador un producto disfrutable, digerible, lúcido.

No es el caso, claro, del director de Los 4 Fantásticos ni de alguno de sus compañeros de profesión cuando de adaptar cómics se trata. Sam Raimi, en Darkman no adaptó ninguno y captó como el que más lo mejor de su esencia y espíritu. Shyalaman no captó ni la esencia ni el espíritu pero a cambio nos ofreció una cinta existencial. Y hay infinidad de ejemplos. Pero no éste, insisto.

Por cierto, comentarios como los vuestros y especialmente el de EKI, elevan la valoración global de este humilde blog y llenan de satisfacción a quien suscribe estas lineas.

Aunque discrepemos ;)



Borja -

Yo suscribo en parte la opinión de Eki (que somos opiniones minoritarias). No es una buena peli ni de broma, pero creo que es la más fiel al espíritu de los comics de Marvel que se ha hecho nunca. Es descerebrada, pura acción, arquetípica... exactamente como el 95% de los comics de superhéroes.

Les salió barata la peli, parece, pero no sé si ha triunfado suficiente como para que lleguen a hacer secuelas.

EKI -

Estoy completamente en desacuerdo con usted en este campo. Como aficionado a los cómics le diré que casi todo lo que usted critica es, en esencia, el espíritu de los cómics.

Los orígenes de un superhéroe por accidente/ explosión/loquesea no son nuevos de las películas, son de cuando nacieron los personajes. Además, el descubrimiento de poderes y todo lo que usted comenta como típico era en este caso necesario por el caracter 'familiar' del grupo, cosa que no sucede en los heroes con alter ego (Spiderman, DareDevil, Hulk, etc...) ni en los grupos formados por héroes que se conocen después de obtener los poderes (X-Men). El prólogo no es demasiado largo, es todo lo largo que necesitaba ser para diferenciar este grupo de otros supergrupos, y sí que el final es acelerado y este sea quizás su punto más débil, pero como bien dice usted esta cinta es claramente el prólogo para no una, sino dos secuelas en las que previsiblemente aparezca Galactus en algún momento dado y la descendencia de Reed y Sue, temas lo suficientemente expandibles como para querer prescindir de presentación de personajes y sus visicitudes.

En cuanto a las obras maestras del género, 'El protegido' no me pareció tan buena, no así Hulk, Hellboy, Spiderman 2 o X-2. En fín, que con estas películas (que igual habría que diferenciar las de superhéroes de las de superhéroes-basados-en-comics-con-una-larga-trayectoria-previa) es dificil contentar a todos los sectores y se opta muchas veces por captar esencias y detalles que quizás solo tengan sentido para los familiarizados con el asunto.

Alvy Singer -

Un film sin duda alguna vacuo y formulario a mas no poder. Le doy la razon.

Pero ¿por que Jessica Alba haciendo de MUJER INVISIBLE si es lo que mas queremos ver? Mundo cruel....

Un saludo!