Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Estetas

Inducido por alguno de vuestros comentarios referidos al último post veo la posibilidad de hincarle el diente a un debate más que controvertible:

Y es que se han introducido varios conceptos todos ellos referidos al conflicto existente entre la forma y el fondo, entre la estética y la ética, entre el impacto extrasensorial y a la apelación a la inteligencia del espectador... Y sí, soy el primero en gritarlo a los cuatro vientos: el cine no es sino una sinergia consecuente de la conjugación -en un mismo receptáculo creativo- de varias de las expresiones artísticas dominantes en la contemporaneidad: desde la pintura a la fotografía, pasando por la música, la arquitectura o la literatura, y dentro de ésta, por alguno de los géneros y derivaciones que la conforman: el teatro, la epopeya, el cómic...

Según esta concepción romántica, el Cine deja de ser Cine (al menos deja de serlo en un sentido artístico) en cuanto alguna de estas expresiones artísticas faltan, o faltan de algún modo sustancioso. Azrael sugiere un ejemplo refiriéndose al movimiento Dogma, y es que, ¿qué interés cinematográfico puede tener una obra cuyos principales resortes se basan, precisamente, en la negación de buena parte de los sustratos artísticos conformadores del Séptimo Arte (música no ambiental, fotografía, códigos genéricos...)? Pero, ¿eso significa que las limitaciones ejercidas sobre el proceso de creación de una obra conlleven una renuncia tácita a su cualidad artística? Respondo con otra pregunta: ¿Es menos arte el Guernika de Picasso por renunciar expresamente a la policromía?, ¿tendría la misma repercusión histórico-pictórica si estuviéramos hablando de una obra empapada de color? Puede que sí. Pero, ¿acaso no le corresponde al artista proponer las fronteras de su Arte?

El dogma es un cine castrado, de acuerdo, pero ¿esto implica que no estemos hablando de Cine? Nos gustará o no; nos convencerá o no; satisfacerá nuestras expectativas o no..., pero ¿hemos de despreciarlo sistemáticamente sin poner sobre la mesa alguna otra consideración o argumento?

¿Y la forma? ¿Una forma dominante sobre un fondo controvertible puede resultar seductora? A aquel que diga NO de forma tajante, le invito a que me explique "el fondo" de un par de obras de Kandinski. Pero vuelvo al Cine, ¿podemos reprocharle algo a una película que asuma ab initio su prevalencia técnica sobre la argumental? ¿Acaso la búsqueda del placer y beneplácito del espectador no incluye un cierta satisfacción de sus sentidos, vista incluido? Es más, y entendido desde el punto de vista contrario: ¿acaso no son más reprochables aquellas películas que, sin motivo presupuestario de por medio, ningunean por vagancia la cuestión formal?

Muchas preguntas y pocas respuestas. Y una certeza que se abate sobre las demás: un artista propone un juego. Hay quien entra en él y juega, y hay quien no entra en él, y no juega. ¿Debemos lincharlo por proponer el Juego?

12 comentarios

habbo -

que se signiofica estetica y tambien quiero saber si tiene algo relacionado con esteticas.

Espectador -

Por supuesto es importante el disfrute subjetivo de una película. Pero no es lo único. Caer en el otro extremo (hacer un análisis puro y duro de las películas, sin tener en cuenta para nada el disfrute subjetivo) me parece en cierta manera desvirtuar el cine. Yo creo que las cosas se disfrutan más si las entiendes bien. No sé mucho de cine, pero en otras meterias artísticas a medida que aprendía cosas me he ido dando cuenta de el disfrute se puede acentuar si las cosas se analizan hasta cierto punto y se comprenden un poco más. Un término medio entre estas dos posturas es desde mi punto de vista el adecuado para ver cine.

No estoy de acuerdo con afirmaciones como: "Vamos a dejarnos de teoría del cine y del arte. De argumentos dogmáticos y demagogias". Pues a mí me ha parecido muy interesante el artículo. Que yo sepa la demagogia es otra cosa, y de dogmático nada, me parece que el autor le ha dado un enfoque muy abierto.

Dogmático es esto, por ejemplo:
"El criterio de buen espectador no debe ir marcado por tendencias, teorías ni siquiera por modas".

El criterio del buen espectador no existe de manera objetiva, cada uno tiene el suyo y nadie debe decir cómo debe ser el criterio de nadie. Decir cómo debe ser el criterio de los demás sin justificarlo es dogmático. Y más cosas que no voy a decir ;). Y eso aunque según mi criterio la mercadotecnia no sea arte.

J.P.Bango -

Poco que añadir, todos habéis comentado y argumentado con una gran clarividencia y mejor verbo.

No hay mejor manera de enriquecer la valía de un texto que leyendo vuestros comentarios y argumentos.

Un saludo a todos.

P.D.: Por cierto, Luis: me gustó el tropo ;)

Azrael -

Para empezar una, muy importante, puntualización que es aplicable a todo lo que voy a decir pero que no repetiré con el fin de darle más fluidez al texto: El artista tiene el derecho inalienable de manejar su obra como le parezca, a partir de aquí opinare:
A mí personalmente me gusta más una historia trabajada que una estética epatante pero puedo entender y disfrutar la segunda opción. Las películas ``estéticas ´´ tienen, creo, dos vertientes: Se puede crear una pieza que soporta su peso apelando emotivamente al espectador de manera visual y haciendo avanzar la trama a través de sentimientos y no de pensamientos; o, se puede realizar una frivolidad preciosista con el único fin de recrearse de manera hedonista en su belleza. Ambos modelos son validos. Como ejemplos de lo dicho se podrían citar, respectivamente, dos películas: La noche del cazador y Hero. Yo me decanto claramente por la primera opción.

Con respecto al movimiento Dogma, recojo el guante:
Desde el principio solo me pareció un movimiento snob de unos autores que se creían claramente por encima del resto, me va ha permitir que le de la vuelta a uno de sus argumentos señor Bango: ¿Serían las del Dogma peores películas con una edición de sonido y una cámara cinematográfica? Yo creo que no, no le encuentro ningún beneficio artístico a parecerse a la cinta de mí primera comunión. No me gusta cuando un director se cree lo mejor que le ha pasado al cine en su historia y esta gente, de manera completamente subjetiva y quizás falsa, me da esa impresión.
Lo de linchar al que propone el juego es evidente que no hay que hacerlo; es más, hay que promoverlo porque no hay nada mejor para una disciplina artística que la disparidad y, luego, que cada uno elija lo le atraiga más.

Dr. Strangelove -

Vamos a dejarnos de teoría del cine y del arte. De argumentos dogmáticos y demagogias. Una buena película lo es si te gusta y punto. Si te produce satisfacción verla. Por lo que, el criterio de buen espectador no debe ir marcado por tendencias, teorías ni siquiera por modas. Estoy de acuerdo con Toni. Simplemente hay que ver cine. No buscando entender el mensaje, la estética, la forma ni el fondo.
Cuando ves a una de David Lynch no esperas entenderla (él no lo prentede) solo disfrutar con el espectáculo, igual que con "El Señor de los Anillos" (por poner un ejemplo).
Saludos "enfermos" del cine.

Toni -

Yo creo que hay peliculas para cada momento, por lo menos, yo lo siento asi, depende de lo que 'necesite', veo un tipo de pelicula u otra. Que luego me sienta bien o no, ya depende de muchos factores, pero normalmente intento que me transmitan algo.

Anónimo -

Yo creo que al ser el cine una oombinacion de tantos aspectos (sin dejar de ser como dice M. Marquez imagen en movimiento + sonido) no se le puede tratar por aspectos individuales, sino por la globalidad del conjunto. Es cierto que hay peliculas que dejan de lado (intencionadamente o por carencias de los creadores) alguno de los aspectos. Pero si el resto de aspectos (o al menos uno de ellos) alcanzan un grado artistico que eclipsa o amortigua notablemente los aspectos 'defectuosos', entonces creo que como minimo se le debe reconocer eso. Esto viene a ser un poco lo que decia Katakrek, que si una pelicula al acabar te ha satisfecho, es que tiene algo, ya sea visualmente, argumentalmente, a nivel interpretativo, a nivel de direccion... algo... que se puede considerar arte y que no se ve menguado o reducido por la mediocridad de otros aspectos, sino que, al contrario, eleva la calidad global por encima de la media, entonces, podemos decir que eso es cine.

Manuel Márquez -

En primer lugar, una nota de agradecimiento a los "comentaristas" anteriores por los suyos, muy interesantes.

Por mi parte, la consideración de lo que es cine se ciñe a una pespectiva estrictamente material (en el sentido literal de la palabra): todo lo que sea imagen en movimiento (y, eventualmente, sonido) sobre celuloide, es cine. A partir de ahí, ya podemos hablar de intencionalidades autorales, valor artístico, encuadramiento genérico,limitaciones formales, equilibrio de elementos y los mil y un desarrollos que podemos desplegar, pero eso, partiendo de ahí.

Y nada más (por hoy...).

Un cordial saludo.

P.S. muchas gracias, J.P., por tu amable y elogioso comentario a mi crítica de MDB que hiciste al hilo de la nota que pinché hace unos días: sólo intenté hacer -mínimamente y sin conseguirlo- honor a tan gran película (que, por cierto, me alegro de que compartamos devoción por la misma...).

katakrek -

Ruego a los presentes perdonen mis faltas gramaticales (jiji). Es que las mañanas no perdonan.

katakrek -

Yo solo pasarmelo bien viendo una película. Si ésta acaba y me siento bien es que me ha parecido buena, si no me gusta lo noto en la misma butaca, a los 10 minutos. No suelo pensar si es por una cuestión argumental o visual, o como en otros casos, moral, escatológica, lenta,... No creo que diseccionar la película sobre la marcha sea una buena manera de disfrutar del Cine.
P.S. Lo mismo que los cantantes de O.T. no son artistas ni cantautores, no todas las películas no son consideradas por mí Cine (en mayúscula), sino simples productos de entretenimiento (logren su objetivo o no)

Javi -

Precisamente por ser amalgama de tantas disciplinas y tan dispares, y de todas ellas nutrirse y hacerse lo grande que es, el cine que se preciae de ser y llamarse como tal debería, como poco, aspirar a no ningunear ninguna de sus fuentes, esto es, tanto en el fondo como en la forma, ser el mejor de los cómics, de las fotografías, de las pinturas, de las historias, de las partituras...

Tan amplio su espectro de actuación, su alcance, como grande, en consecuencia, su responsabilidad. Si es que estamos hablando, claro está, de Arte, de CINE, que el cine suele ser de ordinario muy otra cosa, más bien mercadotecnia.

Un saludo.

Luis -

No sé, hay mujeres de las que te enamora su voluptuosidad arrogante; otras que te enganchan por su mirada enigmática ( y a veces te preguntas si es su astigmatismo el que te hace ver profundidad en su extrañeza); algunas tías te dejan loco con conversaciones que sueñas tener una mañana de resaca en la cama. Para toda la vida. Yo soy facilón y con cada una de estas cosas me puedo enamorar, pero cuando creo encontrar a película, perdón a la mujer, que reúne todos estos requisitos me digo “vamos a ver como trata el tiempo a la experiencia para saber si se trata de una obra maestra (perdón la mujer de mi vida)”.

P.D: Ya me he puesto tontorrón otra vez.

P.D.2. Siempre he querido preguntar esto ¿por qué en los blogs de cine la gente se trata en los comentarios de usted? Yo como les tengo aprecio les seguiré hablando de tu.