Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Lem, el inmortal

Solaris, de Lem :

Nuestros cuerpos, blancos y desnudos, se disuelven, se transforman en un hervidero de larvas negras, y soy —somos los dos— una masa confusa de gusanos viscosos, una masa infinita, y en ese infinito (no, yo soy el infinito) grito en silencio, imploro la muerte, imploro un final.

La literatura también es inmortal .

5 comentarios

yo -

lem era jilipollas

Javi -

Mis recuerdos y experiencia con Lem van mucho más allá de la literartura, y ya es casualidad que justo ahora que tanta de esa experiencia y memoria se acaba, también el camino de Lem haya tocado a su fin.

Un saludo.

katakrek -

Bueno, supongo que lo que dijo Lem en Solaris, fue demasiado grande como para que una película con fines comerciales lo llevara dentro. La gente, en general, no se pregunta por los límites de la ciencia y del saber humano, y (SPOILER)mucho menos, por la existencia de un Diós adolescente...

J. P. Bango -

El recuerdo hacia la obra de Lem lo merece, claro.

Por cierto, este extracto del Solaris de Stanislaw Lem nos recuerda, indefectiblemente, que el bueno de Soderbergh debió hacerlo mejor con su adaptación/remake.

Otra vez será.

Roberto -

Está usted muy literario ultimamente Sr. Bango..jejeje.

Saludos