Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Sueños sobre... celuloide

Se avecina un período creativo de índole intenso por estos lares (habitualmente ociosos) que culminará, en unos meses, con varios proyectos germinales, todos ellos apasionantes, que deberán fortalecer mi aun exiguo bagaje curricular; cuestión (autoexigida) imprescindible (y necesaria) para afrontar y defender objetivos futuros de mayor calado y pretensión. 

He optado por hacer lo que siempre hago en estas ocasiones: llenar el carro de adrenalina cinefílica encontrada en productos que poco o nada tendrán que ver, finalmente, con el tema objeto de la ficción, no ya solo para evitar posibles influencias (nunca oportunas en estos casos), sino para ensanchar notablemente mi espectro fílmico, por ejemplo,  a) completando cinematografías de autores imprescindibles (como Sam Peckinpah, Roman Polanski o David Cronenberg),  b) dándole una segunda oportunidad a productos, a priori, poco satisfactorios  (pero sin pasarse: tampoco le tocó el turno esta vez a El Diario de Bridget Jones 2), cuando no escandalosamente estetas y ruidosos (Ghotika, Vidocq); c) buceando en el catálogo de rarezas en busca de soluciones argumentales entusiastas e ingeniosas (La Galaxia del Terror, Battle Beneath the Earth, Los Héroes del Tiempo...); d) revisitando clásicos de aires ineludibles (El Increíble hombre menguante, Los Sobornados, Retorno al Pasado...); analizando/diseccionando/devorando obras de autor con la esperanza de encontrar algún sustrato de genialidad, de inventiva, que hasta ese momento (me) hubieran podido pasar inadvertidos...

Ampliando, en definitiva, el calado cinematográfico-cultural de quien esto escribe, dando cabida a un tipo de propuestas filmográficas, digamos, eclécticas para extraer de ellas la substancia (seguramente etérea) que las identifica y define; aquella cuya naturaleza se entiende en términos de fluidez y empatía: materia indispensable para crear/concebir –ahí es nada- esto que tanto nos gusta.

8 comentarios

John Trent -

Tanto Vidoq como Gothika son dos truños insubribles.

Guillermo -

Al administrador de este Blog: Perdón por publicar aquí, quería comunicarme contigo y no encontraba un mail de contacto.
Soy el webmaster de Foroarte.com, un portal de foros y contenidos sobre cine, música y literatura que ya cuenta con 7500 visitas diarias. Te escribo porque quiero hacerte una propuesta. Te ofrezco un espacio para publicar, cuando desees, comentarios de cine de tu blog en de mi sitio. En cada comentario, puedes preestablecer como firma un link o un banner hacia tu blog y de esta manera promocionarlo fuerte entre los visitantes de Foroarte. Si te interesa, te pido que me escribas a foroartista@yahoo.com.ar para que pueda darte más detalles.

Gracias.
Guillermo

pd: puedes chequear las visitas diarias de Foroarte, medidas por dos reconocidos servicios de estadísticas web. Están a tu disposición al pie del sitio.

Dr. Strangelove -

Sin duda que es ecléctica esa compilación cinematográfica. Pero cuanto menos interesante.

Un cordial saludo.

Hombre Lobo -

"Vidocq" es, sin duda alguna, el guión más tramposo de la historia del cine. Y creo que eso es lo más suave que puedo decir de ella.

Y lo peor es que el tal Pitof después se fue a Hollywood e hizo "Catwoman". Ese chico va de mal en peor.

VideoArenA -

Si no fuese porque no puede ser, diría que esta forma de hablar la conozco... ;P


Luis -

mmm no estarás buscando inquieto ocupar tu tiempo para no empezar esos proyectos? Bueno en todo caso no sucumbas a Bridget ;-)

P.D: Ansiosos nos tienes con esos proyectos.

Raúl Cerezo -

Y yo contigo, Bango.

Marnie -

Pues a mí "Vidocq" me gustó la primera y única vez que la vi en el cine. Reconozco que el argumento no está muy pallá, pero me gustó el imaginario, la ambientación y sus excesos visuales. Y eso que a mí según qué excesos visuales me repatean, pero en este caso me cayeron bien.

Eso sí, a "Gothika" no le doy ninguna segunda oportunidad. Con una ya tuve más que suficiente para darme cuenta de lo mala que era XD

Saludos, y ánimo con esos proyectos!