Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Top del 2006


1) Hijos de los hombres: La película de género más sorprendente, vibrante y dinámica de la década deja en la retina unos planos secuencias de vértigo, un desarrollo emocional apasionante y la sensación perpetua de estar presenciando una obra de gran trascendencia histórica. Su densidad formal termina por definir a esta cinta, claramente dichosa, cuyo atrevimiento técnico y coherencia argumental sobrepasa el trámite de su calificación mayestática. La película del año.

 

“Los subplots que lo contextualizan: la represión al emigrante; las guerras desmedidas; las capuchas sobre las cabezas de unos presos que no se sienten presos... nos recuerdan, además, que estamos en presencia de una película que se acuerda de sus fuentes y argumentos, que busca en la exploración del futuro una respuesta, a modo de reflexión, que explique nuestra más severa actualidad. Pretensión que también define a una película que pronto se habituará a resistir cualquier análisis al margen del gusto personal. Es lo que tiene ser y nacer con aires y apostura de Obra Maestra.”

 

 

 

1) El Castillo Ambulante: tardíamente estrenada en España, la última película de Miyazaki conserva lo mejor de un Cine especialmente comprometido con ofrecer al espectador aquello que anhela, dándole lo que quiere y más aún: proponiendo soluciones argumentales lúcidas e imaginativas (presentes –la puerta mágica- o no –la guerra perenne- en la novela en la que se basa) en el marco de una cinta infantil, sí, pero de raigambre antibelicista y comprometida; pilares, más que gozosos, sobre los que se sostiene este bello y emotivo canto a la amistad y a un Cine, fundamentalmente exquisito, de texturas clásicas y eviternas.

 

“El derroche creativo presente en El Castillo Ambulante, en fin, se resuelve inabarcable, no ya de un solo vistazo, sino en posteriores visionados de una historia que se mueve en torno a varios niveles de entretenimiento en función de la edad e intereses del espectador. En este sentido, El Castillo Ambulante obtiene la misma eficacia en el apartado grandilocuente (con esos vuelos majestuosos, con esos acorazados directamente salidos de un manual steam) como en el detallista (donde los objetos y las prendas de vestir adquieren un papel, eminentemente, protagonista), creando una sinergia evocadora, contenedora de momentos plenamente deslumbrantes (que quizá formen parte de lo mejor de la filmografía de Miyazaki) y de otros tantos menos dichosos (pero que no dejan de ser sobresalientes) que compensan la abrumadora sensación de estar contemplando otra obra maestra”.

 

 

2) Munich: la actualidad de oriente medio examinada a partir de uno de los acontecimientos históricos que lo definieron. Una película vibrante, multifacetada, y política que, con pocas dudas, se rebela como la película más arriesgada de su director. Por lo que a mí respecta: la  sorpresa positiva del año. 

 

“...a Spielberg le da tiempo a conjugar en un mismo espacio fílmico sustratos genialoides de cine de acción con dramas existenciales de aires redentores, retazos de ingobernable thriller político con docudramas manieristas de discurso árido, fragmentos de un cine personalísimo, en fin, que hacen de Munich una obra superlativa a la altura del mejor cine de su autor, una obra de madurez arriesgada e imperecedera, que reflexiona sobre la violencia desde términos asertivos, que no da respuestas pero si deja interrogantes dolorosos, que rehuye de su condición de cine de consumo para mostrarse descarnado y contundente al calor de una historia necesaria para comprender, entre otros asuntos, por qué el mundo es hoy... lo que es”

 

 

3) Syriana: Gaghan no deja títere con cabeza en esta aguda reflexión sobre la actualidad y los intereses ocultos que la sostienen. Una película, absolutamente, contracorriente.

 

“Syriana se resuelve como una cinta de espionaje de aires pesimistas y conspiranoicos, que analiza, con una gran profusión de datos y personajes, la situación del oriente medio actual en alguna de sus variables más controvertidas, controvertibles y subrepticias. Una obra de denuncia disfrazada de película coral transfronteriza, que admite más de una lectura y deja abiertos numerosos interrogantes para que la tertulia posterior a su visionado complemente el entendimiento y el disfrute de esta cinta que, por lo demás, presume de una excelente (y envidiable) factura técnica”.

 

 

3) V de Vendetta: Quizá la película más controvertida de esta selección también representa una reformulación de los mitos superheróicos: no se trata de liberar a un pueblo sino de sembrar los mimbres de una venganza ampulosa. Y a pesar de ello, todavía logra funcionar como fábula moral.  

 

“Película arriesgada, visceral, combativa, antisistema y contracorriente... Fábula distópica de perfil orwelliano, exaltación subversiva del poder del individuo frente a un aparato político opresor, manipulador, pararreligioso y segregacionista, en fin, V de Vendetta indaga sobre los vericuetos indeseables a los que se ven empujados algunos dirigentes incapaces de recordar quiénes fueron, para quién trabajan y a quién sirven... como ajustado contexto de una historia idealista, idealizada y romántica, presta y dispuesta para paladares con dos dedos de frente y un espíritu (aun) rebelde bajo la almohada.”

 

Menciones especiales:

A)      A Slither: Nunca una película tan mala me había divertido tanto. Por momentos, temí haberme convertido en un auténtico freak.

B)      A El Laberinto del Fauno: Película irregular pero personalísima, se queda a medio camino de todo pero no deja indiferente. Es, claro, un punto de inflexión en la carrera de un director demasiadas veces sobrevalorado.   

C)    A Poseidón: Cine de catástrofes en formato hiperbólico e hipervitaminado. No hay argumento ni pretensión de tenerlo. Y los muertos se acumulan por doquier. Wolfgang Petersen, por fin, ha comprendido el concepto de la transgresión ¡en las mismísimas entrañas del mainstream!

 

Y es que nunca es tarde, camaradas. Feliz entrada de año.

7 comentarios

Sangre Polar -

Mi preferida, Pequeña Miss Sunshine, después Munich y es cierto que falta Brick. En mi blog se celebra el segundo premio Sangre Polar de cine negro (mejor película y guión), en la primera fase que cuenta con 13 candidatas encontraras Syriana y Munich. Anímate y participa

Jordi -

1.- V de Vendetta
2.- Hijos de los hombres
3.- De latir mi corazón se ha parado
4.- Los tres entierros de Melquíades Estrada
5.- Pequeña Miss Sunshine

Y luego Babel, Syriana, Infiltrados...

Max Renn -

Bien por Hijos de los hombres, Munich y V de Vendetta. Para mí también estarían entre lo mejor del año. Las otras dos no las he visto.

Sí discrepo respecto a las que apuntas al final. Poseidón y Slither para mí no pasan de entretenimientos regulares, regulares.

Este año también me han gustado mucho Grizzly Man, United 93, Infiltrados, El hombre del tiempo, Manderlay, De latir mi corazón se ha parado o Ellos.

Caracol -

Las mejores del 2006 son:

1ª-El laberinto del fauno
2ª-Babel
3ª-Volver

Cripto -

Ninguna menos Syriana merece la pena

Un saludo

Alvy Singer -

Pues estamos muy de acuerdo en lo que a Munich, Hijos de los Hombres y Syriana representan. Faltan Brick, Solondz, Haneke... (a mi gusto).

John Trent -

Aunque no meteria ninguna de ellas en mi lista de las mejores del 2006: El laberinto del Fauno de acuerdo con que es una pelicula personal y arriesgada, pero tambien de acuerdo en que se queda a medio camino de...todo, sobretodo de fantasia.

Por su parte, Slither es divertida, aunque quizas menos de lo que esperaba. Se puede ver sin problemas y es buen repaso en la mente hacia aquellas entrañables peliculas ochenteras como El terror llama a su puerta. Se nota que James Gunn tiene algo que ver con la Troma en determinados momentos de la pelicula...o en toda. Es mas, se puede decir que Slither es un Troma inflado.

V de Vendetta vale, esta bien, pero aburre en algunos momentos. La falta ritmo y si, accion. Aunque sea por su mensaje, muy necesario aunque algo exagerado (no olvidemos que, ante todo, hablamos de una pelicula fantastica), la pelicula merece un visionado.

Poseidon es eso mismo que comentas: una pelicula que pilla muy bien el concepto de entreteniento de verano sin pretensiones. Va al grano desde el minuto 1 y sigue igual hasta el ultimo de unos ajustados - a ver si aprenden algunos- noventa minutos, ni mas ni menos de los que necesita. No es ninguna maravilla, tampoco lo pretende.

Saludos.