Blogia
El Cronicón Cinéfilo

DDC: Estirpe Goyesca

Estirpe: Popularmente, familia. Comunidad de hombres y mujeres unidos por razones sanguíneas. Los miembros de una estirpe o clan suelen perseguir propósitos que les identifica como un colectivo que, además, posee una idiosincrasia variopinta que les hace eternamente reconocible. La estirpe más recordada en el campo del celuloide de ficción es la de Corleone. En un ámbito más cotidiano suele servir para definir a los miembros de una familia de artistas, actores, cineastas. Muy de vez en cuando, también sirven para dar sentido al Síndrome del Parapeto cuando, por ejemplo, alguien envía a su hermano a ceremoniales de marcado carácter triunfalista donde siempre existe la posibilidad/riesgo de perder.

Rabieta: Lo que no se siente cuando a uno lo premian.

Pe: Apócope de Pene, Pecador, Perorata, Pesado, Película y cuantas palabras deseen redenominar con dicho aféresis. Últimamente toca Penélope, que además de ser una de la protagonistas de los Autos Locos también es el nombre de pila de una expresentadora de televisión que lleva desde hace años con la quinta marcha puesta persiguiendo el objetivo evidente de obtener, no exagero, la beatificación patria. También es sinónimo de éxito.

Toro: Símbolo ibérico por excelencia extrañamente asociado al despertar del Nuevo (y gozoso) Cine Mexicano.

Diferido: Dícese de aquellas emisiones, usualmente, deportivas cuyo sentido épico de desvirtúa por la acción insolente de un vecino sordo aficionado a la radio. En EE.UU, dichas emisiones persiguen que los senos de las cantantes afroamericanas se mantengan ocultos de la voracidad onanista de un adolescente ocioso. En España, persiguen que el personal se conecte a Internet cansado de aguantar los chistes impostados de los presentadores/invitados de turno. En ceremonias concursales, francamente, no sabemos muy bien que coño pintan.

Corbacho: allá Steve Martín. Dícese del presentador adicto a la parodia y al transformismo que, manejando con buen tino la suerte de la improvisación, se siente capacitado de convertir una emisión en diferido, previsible y condenada a la inopia, en un espectáculo dinámico, levemente solaz y atrevido. No siempre lo consiguen, pero se agradece el intento.

Goya: un reconocido pintor deminonónico que presta su apellido y estampa a los premios anuales de la Academia de... ¡Cine!

1 comentario

Jordi -

Me ha llegado al alma lo de Penélope y los Autos Locos... qué grandes eran aquellos dibujos.

Me da la impresión de que la gala de los Goyas, año tras año quiere parecerse más a la de los Óscar. A la de este año no le faltaba nada para ser aquella presentada por Billy Crystal con él mismo saliendo en distintos vídeos de las nominadas. En fin, no me gustó nada (cuando vi el vídeo-presentación de "Salvador" con imitación cutre de Andrés Montes incluída me entraron ganas de apagar la tele), quitando de algún tinte gracioso suelto (que demuestra que Corbacho lo intentó, pero pereció en el intento) y si acaso Fermín imitando a la Coixet, poco más.