Blogia
El Cronicón Cinéfilo

El Grial (Extended Version)

A medio camino entra la lucidez y la gnosis, las tinieblas y la ignorancia, se encuentra un limbo de desencantados en eterna búsqueda de un grial que les seduzca y llene, que colme de sentido este presente meditabundo, escéptico, contemplativo.

 

Y en la calle, formando parte de aquel paisaje inevitable, se acumulan junto a los desencantados, ingentes porciones de desengaños, de frustraciones, de pedazos de nostalgia esculpida en las aceras de la inexorabilidad.

 

Y mucha menos lluvia de la deseada, y más lágrimas que sonrisas, también cinismo que de todo ahí, y esa mirada abatida pidiéndote las sobras para comer...

 

Y tu comprensión.

 

Y aquellos que dejaron lo que tenían para aspirar a tener lo que tú no quieres, individuos olvidados que decía Buñuel, casi siempre despreciados, tanto que ni te acuerdas de la primera que los despreciaste; la última vez en este invierno que no lo parece, con el sol a cuestas deshelando témpanos y neuronas, contemplando a las sotanas vistiéndose de uniforme, a las águilas que nunca dejaron de serlo, a los políticos que abandonaron ya sus máscaras dejando al trasluz su rostro ambicioso, su deseo incuestionable de poder.

 

Yo existo, claro, solo, como siempre. Porque existir es el primer síntoma de una soledad que no recuerdas haber merecido, una respuesta escondida en una sima de tristeza inabarcable.

 

Pero aún te quedan esos ojos, un bello recuerdo al margen del martirio, aun pasajeros, en una cotidianidad maldita, descreída, también esta tarde hipócrita.

 

Y yo sigo aquí, ya véis, echándole un pulso a mi presente, a ver si gano, buscándole las vueltas a esta existencia decadente, escupiendo letras sobre losas de mármol blanco, creyéndome escritor sin serlo, sin dejar de hacerlo, deseando alcanzar con las palabras... mi grial particular, mi deseo, sabiendo que cada nueva noche vuelvo a ser otro de aquellos locos desencantados.   

 

Y viendo Cine, claro, para compensar, porque, qué es el Cine sino un sueño... con argumento.

3 comentarios

Xavier -

Hola. Estoy descubriendo blogs de cine y he dado con el vuestro. Me tomaré más tiempo para explorarlo. Un saludo y suerte.

Nadie -

No soy amante de los escritos quejadumbrosos: tan solo envilecen las situaciones. Pero cuando tras ellos se esconde una reflexión, como es este, y si la exponen con sutileza, casi cual excusa, el contenido deja de ser mero desahogo. La forma, agradable.

Y qué más... qué más... creo que en no mucho tiempo me alegrará haber encontrado el blog.