Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Memoria: Si quieres ser un buen director debes...

Si quieres ser un buen Director debes...

a) Concebir el espectáculo como un cúmulo de excesos: pantallas gigantes (pero menos), muchos extras (aún virtuales), vuelos de cámara fuera de contexto (a vista de los dioses, normalmente), una campaña de promoción desorbitada (entiéndase literalmente) y más silicona que talento.

b) Ocultar tu competencia narrativa con la connivencia del montador contratado por la productora. Nunca serás capaz de contarnos una buena secuencia de acción pero tendrás trabajo asegurado de la mano de Jerry Bruckheimer & Friends.

c) Sentirte independiente para escribir tus guiones y dependiente para modificarlos, tacharlos, dilapidarlos por capricho de una pléyade de adolescentes ociosos.

d) Ser productor de tus propias películas y tener vocación autocomplaciente. Si te lo montas bien, puedes incluso ganar algún Oscar con discurso pro-santoral de por medio.

e) Dejar el arte para los museos; los diálogos para Woody Allen; los sueños para Calderón.

f) Permitir que los actores se expresen libremente, sobretodo a la hora de negociar sus minutas y salarios (no te convertirá en el tipo mejor pagado del set pero los responsables de marketing de la productora se gastarán una pasta promocionando tu película al objeto de compensar el dispendio contractual).

g) Pedir más de lo que necesites aunque de manera controlada so pena de caer en "El Síndrome Wolfgang Petersen", un alemán con fama (y actitud) de artesano que pidió barcos para Troya y acabó empachado de intemperancia.

h) Contratar a Renee Zellweger para el papel de secuestrada amordazada. Conseguirás su mejor interpretación o, al menos, un monumento financiado por unos cuantos de nosotros.

i) Poner la otra mejilla, claro. (Donde pone "mejilla" podéis poner lo que queráis: la imaginación es gratis –de momento-)

j) Ser paciente con los críticos: de cine saben tanto como tú.

k) Hacer caso a los productores de tus películas tanto fuera como dentro del rodaje. James Cameron, John Carpenter o Peter Jackson han llevado este punto hasta límites (s)extremos.

l) Hablar en el Set con el tono de voz más elevado como te sea posible. No te convertirá en mejor director pero tu entorno creerá que sabes de lo que hablas.

m) Asignar tu Cine a una Escuela de colegas: pertenecerás al Todo sin tener que esforzarte demasiado en tu parte. Los de Nouvelle Vague saben de qué estoy hablando.

n) Firmar autógrafos. Abstenerse de firmar aquellos que te pidan unos tipos con corbata y gafas de sol...

o) Conceder entrevistas a la crème de la crème internáutica. No te leerá nadie pero engrandecerás tu currículum.

y p) Acudir cuando ella silbe, ay.

Un día de estos os contaré lo que no debéis hacer si queréis ser grandes cineastas ;)

3 comentarios

dul. -

jajaja

decir, desde que empezás a rodar tu primer corto, que tu sueño es ganar un oscar, llorar cuando te lo entregan, y agradecer a dios antes de bajarte del escenario.

Jordi -

Me ha encantado el hachazo a Jerry Bruckheimer. Infinitas gracias. Me ha encantado el post :)

faraway -

-Juntar todas las escenas de acción más alguna de sexo recatado, editarlas y hacer un trailer dinámico y salvaje. Difundirlo tres meses antes de que la película se estrene. La gente caerá en el engaño e irá a verla la semana del estreno. Después se correrá la voz de que tu película es una mierda y nadie más irá a verla, pero eso no te debe preocupar, pues ya habrás recuperado tu inversión.