Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Mind game; Calvaire; Las Ruinas

 

Mind Game:  Extraordinario anime obra de Masaaki Yuasa, no solo es el mejor producto salido de la factoría Studio 4º C hasta el momento sino la auténtica revelación de la que ya muchos hablaban; corriente a la que me sumo con pleno entusiasmo todavía epatado (la revisioné anoche) como sigo ante semejante despliegue imaginativo: un pleonasmo visual repleto de imágenes suculentas que aderezan una historia tremendamente poderosa (a la par que surrealista) y visceral (una extraña mezcla entre el Cine de Capra, Tarantino y Walt Disney), una de las cumbres del cine de animación de los últimos tiempos (y una de la que más funcionalmente engarza las numerosas técnicas de animación que la definen). Un joven dibujante,  apocado y con escasa vocación para la iniciativa, se ve metido en una pelea de bar donde un futbolista con apariencia de matón amenaza a su amor platónico. El resto es un deleite para todo sentido y conciencia.

 

 

 

Calvaire (Calvario): Extraño cuento de terror obra de Fabrice Du Welz acerca de un cantante perdido en mitad del bosque que acaba con sus huesos en un apartado motel, sin cobertura en el móvil ni batería en su furgoneta. En realidad, Calvario no es sino una fábula moral (al estilo Wicker Man) definida por un peculiar universo y por un personajes pasados de vueltas. Pero lo más interesante de la película ocurre en su trasfondo: la aparición de este pobre hombre en  una comunidad pastoral desposeía de mujeres y cordura (a la que llega tras haber huído de una residencia de ancianas acosadoras)  provoca una catársis insostenible que acaba con su particular calvario (crucifixión incluida). Poseedora de una soluciones visuales (la secuencia de la pelea) y conceptuales sumamente interesantes (esa huida inacabable por la ciénaga), no puede dejar de destacar el marciano baile de la cantina.  

 

 

 

 

 

Las Ruinas: apasionante subproducto de serie B, una de las cintas de terror más recomendables del año, también ha sido una de las más ignoradas por la crítica. Historia de terror brutal, a plena luz del día, donde un grupo de estadounidenses perdidos en mitad de la selva mexicana se topan con lor restos de una pirámide precolombina embebida de plantas trepadoras y malos augurios. A pesar de su apariencia rutinaria, de algún que otro defecto de guión y de un prólogo que ya hemos visto demasiadas veces en los últimos tiempos (Borderland, Turistas, Wolf creek) no tardamos en darnos cuenta, sin embargo,  de que estamos en presencia de un producto de lo más estimulante, cómplice de este terror (hacia uno mismo) que ya hemos visto en The Mist y que abre una nueva vía dentro del cine de terror contemporáneo al margen de la previsibilidad, los fantasmas orientales o las sorpresas de última hora. Sorprendentemente interesante.   

 

3 comentarios

J. P. Bango -

Desde luego, la que más sorprende -por excepcional- es MIndgame. No la perdáis de vista.

Saludos cinéfilos, camaradas.

Max Renn -

Yo he visto "Calvaire" y "Las ruinas".

La primera me parece una gran película. Es uno de los más tenebrosos y desgarradores descensos a los infiernos que he visto, una de las obras más atmosféricas del cine de terror reciente. Es desquiciante, cruel, te conduce a la locura hasta acabar (es un decir) con un final inacabado, como en un infierno eterno. Admirable todo ese universo que parece una mala pesadilla. Cine de primer nivel.

La segunda es una nueva incursión en la fórmula de jovencitos procedentes de la civilización que se meten inadvertidamente en la boca del lobo, es decir, en un hostil territorio extranjero. No está mal. A mí lo que más me llamó la atención fue la enorme fisicidad y mal rollo de los momentos más gore. Aunque la película sigue un esquema ya conocido y visto, se puede ver, sí.

¡Saludos!

Dr Zito -

Gracias por el apunte de Mind Game. No la conocia y tiene una pinta magnifica!