Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Citizen dog de Wisit Sasanatieng

No muy alejado de la estética de su ópera prima ni tampoco de sus intenciones, Wisit Sasanatieng hace de Citizen Dog un gozoso ejercicio de virtuosismo que resulta no ya la parodia de un género cuyos caracteres se saben en desuso sino la hipérbole de otro, la comedia romántica, plenamente vigente, si bien en productos de escasa calidad y poco nivel creativo. De ambos (y poco condescendientes) conceptos huye la cinta de Sananatieng con especial celo: primero, intentando deslizar en su entramado principal una ingente colección de estímulos creativos que no solo consiguen enmascarar la inanidad última del discurso que plantea sino hacerlos, finalmente, protagonistas de su relato, dando pie a lúcidas soluciones surrealistas (como bien expresa la secuencia de la lagartija con cabeza de anciana), además de hilarantes. Segundo, porque concibe la historia no tanto en función de su clímax (el eterno tópico redentor que termina por condenar la mayoría de las comedias románticas estadounidenses) sino como excusa desde la que proyectar otros relatos, todos más interesantes, protagonizados por un ejército de secundarios a todas luces variopinto (un motorista fantasma, una niña ludópata, un oso de peluche psicoanalista…). No importa tanto la probable reconciliación de los dos personajes, pues, como el propio camino que transitan hasta que dicha posibilidad obra sentido. De hecho, es uno de los lemas dogmáticos de los que se nutre una película que debe tanto al espíritu iconoclasta de Amelie de Jean Pierre Jeunet como al atrevimiento argumental de Punch Drunk Love de Paul Thomas Anderson (de hecho, Jin colecciona envases de plástico para proteger el planeta con el mismo celo con el que Adam Sandler acumulaba envases de pudding para irse de viaje por puntos), incluyendo una simbiosis marciana entre las imágenes y la música que las acompaña, a la que su extrañamente pegadizo leitmotiv contribuye de manera notoria.

[LEER RESEÑA COMPLETA EN SEPTIMOVICIO.COM]

 

0 comentarios