Blogia
El Cronicón Cinéfilo

De aniversario

El cronicón cinéfilo cumple hoy su séptimo año en la red. Hay que joderse cómo pasa el tiempo. Supongo que nunca pensé, al inicio de esta andadura que tenía tanto de desahogo existencial como de prescripción facultativa, que llegaría hasta aquí,  y que lo haría con las fuerzas suficientes como para pararme a pensar si, realmente, ha merecido la pena invertir tiempo, esfuerzo y constancia en promover, en términos binarios y a los cuatro vientos, esta pasión tan solitaria que, en realidad, siempre significó lo mismo: mezcla de pasión cinéfila y literatura; dos de las constantes estilísticas que, de forma preeminente, debieran haber definido los textos de este blog.

Lógicamente, ya no es lo que era. Atrás (año 2004) quedaron aquellos premios extemporáneos que ubicaron a este rincón cinéfilo entre los diez blogs más importantes de la red castellana y en el ámbito periodístico, más de cuatrocientas visitas diarias, algún que otro comentario amigable y alguno otro cuya sinceridad y entrega ayudó a esculpir, con más convicción si cabe, algunos de los textos más gozosos...

Las fuerzas ya no son las mismas y los textos se han resentido. Debo e-mails a medio mundo, explicaciones a otro cuarto y otras tantas a mi espejo, que me observa con adusto gesto cada mañana. Lo recuperaré todo cuando descanse, lo prometo.

Por supuesto que esto no termina aquí. Los próximos días los dedicaré a rescatar alguno de los textos que mejor definieron al cronicón en sus primeros estadios; y también algunos otros, ciertamente polémicos, que alimentaron (en algunos casos lo sigue haciendo) sus márgenes o lo dinamizaron...

Y, mientras, seguiré aquí. De pie, escribiendo, creando, hollando baldosas amarillas... Pero, sí, algo más cansado.

Es inevitable.

 

 

 

2 comentarios

Fan nº# -

Hola!

No hace 7 años que te sigo.. seguramente harà 3 o 4 pero creo que terminé retrocediendo hasta, al menos, "mouse-wheelear" las primeras entradas

Soy uno de esas decenas de seguidores anónimos, que periódicamente entran, se nutren y desaparecen silenciosamente dejando tras de sí poco más que una IP.

No tengo madera de cinéfilo pero (como a todos) me gusta el cine. Y creeme que muchas de las mejores películas que he visto durante éstos 3-4 años las descubrí en éste blog.

Felicidades!
Y que duren 7 más.

Diego -

Ni se te ocurra desfallecer! No sé quién dicta que un blog esté en vete a saber qué posiciones; para servidor, el tuyo sigue estando en su carpeta de favoritos. Y que dure...

Mucho ánimo!