Blogia
El Cronicón Cinéfilo

Breves apuntes sobre el Mundial (III)

Mientras recupero mi crónica sobre el Mundial de 2006 (vaya, qué cosas: ¿dónde se fueron Italia y Francia?), os dejo unos pequeños apuntes sobre lo que llevamos de éste:

a)      El fracaso de los equipos europeos solo es equiparable, en términos cualitativos, al fracaso  de las grandes estrellas de la Premier (véase: Drogba, Lampard, Gerrard, Cesc, Torres y Rooney). De esos seis, dos juegan (es un decir) con España:  son los únicos que quedan y no están haciendo mucho para seguir en el campeonato. Urge reflexión.  

b)      España sigue con problemas de identidad; sin embargo, en este mundillo tan resultadista la clave no está en dichos problemas de identidad sino en que sigue. No durará mucho más. La oportuna (y oportunista) irrupción de Fernando Llorente Torres, que cambió la tendencia (¿o quise decir decadencia?) del partido de ayer,  además sirvió para refutar,  con pruebas tangibles, buena parte del discurso del anteayer discutido entrenador español.  No es que haya plan B. Es que nunca se creyó en el Plan A.

c)       Las grandes estrellas (a excepción de Villa: solvente, combativo, egoísta) siguen sin aparecer en un campeonato dominado por la asepsia colectiva, la total ausencia de soluciones tácticas capaces de cambiar partidos, la irrupción de una serie de árbitros (y arbitrajes) nefastos. No son buenos tiempos para la lírica. Los obreros destacan sobre las reinas. El equipo con mejores resultados está dirigido por Maradona. Portugal renuncia a su personalidad en el partido clave. Eslovaquia se queda a un solo gol de pelear los cuartos…

d)       Cristiano no llegó a tiempo para el Mundial. Les ocurre lo mismo a otros de su misma especie, más preocupados por la pose que por el balón. A Messi le ocurre todo lo contrario: va y viene en busca del balón incluso cerca de su propia portería. Al uno y al otro les puede la ansiedad. El primero, tendrá que encontrarla entre los muslos de su compañera de turno, ya bien entrado el calor estival, naturalmente, muy lejos de Sudáfrica. El segundo, aún tiene tiempo de encontrarla en el Mundial. Cada día que pasa más pienso en Paolo Rossi. El día que Portugal necesitó a Cristiano, se encontró con un ceño fruncido, dos brazos abiertos y una respuesta extemporánea en la rueda de prensa. El día que Argentina necesite a Messi lo encontrará. Lo curioso es que solo a uno de los dos lo define, públicamente, el carácter. Qué cosas tiene el marketing periodístico, ¿verdad?

e)      Y sí. Apuesto por Argentina (lo hago en todos los mundiales, no va a ser diferente esta vez) en lugar de Brasil por una simple cuestión silogística. Argentina es mucho menos que la suma de sus partes, igual que Brasil. Messi llegará. A Kaká solo le faltan un par de partidos para perder la tilde de su última vocal. Por cierto, el duelo entre ambos (sí, la final) lo decidirá Higuain. ¡Exacto!, el otro "que no hace nada…"

 

3 comentarios

fjsi -

Va a ser la típica final adelantada. El que gane ese partido gana el Mundial, y los alemanes son tipos serios y con ganas de revancha. La selección no está dando sensación de contundencia y solvencia, solo de eficacia... aunque son los eficaces los que consiguen resultados, todo puede pasar.

j.p.bango -

Sí, me he lucido con los vaticinios. No tanto con lo de los equipos europeos -realmente me refería a los equipos europeos viejos, a los que no se habían renovado: Dinamarca, Francia, Inglaterra e Italia-, como por mi apuesta por Argentina y Brasil (ninguno de los dos se lo hubieran merecido, de todas formas).

Sigo apostando por Alemania. Espero estar igual de atinado, jeje.



fjsi -

Na, macho, mejor que no te metas a pitoniso: el fútbol europeo marca la tendencia en semis: (España, Alemania y Holanda), y Argentina y Brasil para casa ;)