Blogia

El Cronicón Cinéfilo

Top 20: Lo mejor del año cinéfilo

Top 20: Lo mejor del año cinéfilo

Sí, es heterogénea. Sí, faltan algunas que deberían estar. Sí, quizá haya alguna posición polémica. No, La red social no es la película del año. Sí, este 2010 ha dado mucho de sí en términos cinéfilos. Y sí: toda la lista está financiada por la subjetividad más absoluta. 

Top 20: J.P.BANGO en Séptimo

http://www.septimovicio.com/noticias/0401111-las-mejores-peliculas-de-2010-segun-jp-bango/

De "A serbian film" a "Uncle Boonmee": lo que 2010 nos deparó

Leer artículo completo en séptimovicio.com: 

“A Serbian Film” desveló, ya desde sus primeros pases en el Mercado de Cannes (todos rebosantes), sus intenciones polémicas, polemistas y provocadoras. También una casi total ausencia de (buen) gusto, así como una ingente colección de secuencias turbias, además de controvertidas, de pretensión metafórica, según aseguraba el director. Nada que no se hubiese visto ya con anterioridad, en todo caso, a pesar de su radicalismo autoconsciente. De forma adicional, fue capaz de poner en el candelero una cuestión que parecía ya superada, la censura, y además fue capaz de hacerlo con un grado tal de afectación en la opinión pública que obligó a la justicia a tomar las riendas en el asunto (lo que tampoco parece un asunto menor). La cuestión, de hecho, no es menos peligrosa en el plano efectivo de cara a un futuro, donde no sólo se vincularía la necesidad de exponer previamente una obra cinematográfica a un tribunal inquisidor, so pena de secuestro y/o linchamiento público, como que ese propio tribunal, cuya formación artística sería manifiestamente cuestionable, pudiera sentirse con el privilegio de decidir, en función de una serie de criterios subjetivos (y por tanto, discutibles) acerca de lo que un adulto, mayor de edad (que puede votar pero no puede decidir lo que es conveniente para si mismo en términos artísticos) pudiera o no pudiera ver representado en un producto de ficción. No en vano, lo que ahora pretenden los defensores (no por casualidad, auto-erigidos guardianes de la moral y la rectitud pública) de esta política censora.

 

 

Fantasmagoria 2010: TRAILER

Fantasmagoria 2010: Póster Oficial

Fantasmagoria 2010: Póster Oficial

[fantasmagoria 2010]

Fantasmagoria 2010: ADRIENN PAL

Fantasmagoria 2010: ADRIENN PAL

No solo de cine fantástico vive Fantasmagoria... 

Presentada en la Quincena de Realizadores de Cannes en el presente año, Adrienn Pal de Agnes Kocsis se nutre de numerosos planos estáticos (alguno de ellos muy elaborados), así como de una fotografía aséptica, funesta, hospitalaria, que apenas si deja asomar un único rayo de luz (y no solo desde una perspectiva alegórica) en la desolada existencia de la protagonista. Los personajes van y vienen, de un lado a otro (y siempre en tren: no en vano, los trenes, omnipresentes, se convierten en protagonistas de la narración, también a niveles metafóricos, especialmente en lo que atañe al marido de Piroska, un inseminador de animales adicto a las maquetas ferroviarias), mientras desempeñan sus quehaceres diarios, con la incomunicación y el paso del tiempo como nostálgicos compañeros de viaje. La presencia de la muerte, otros de los epítomes de los que se alimenta el film, va a formar parte de la cotidianidad de la enfermera, hasta tal punto de condicionar su carácter (ineludiblemente anempático). Agnes Kocsis lo prueba en una de las imágenes que mejor definen visualmente la película, con la enfermera enfrentada a un caterva de cardiogramas monitorizados mientras devora un bizcocho (una situación a la que volverá la directora, ya en el tramo final, para dar buena cuenta de la catarsis que sufre la protagonista una vez da por finalizada su búsqueda: una solución visual que tiene tanto de subrayado metafórico como de herramienta necesaria, toda vez que las limitaciones interpretativas de la protagonista son manifiestamente acusadas).

 

[Leer reseña completa en SEPTIMO VICIO]

Fantasmagoria 2010: Bibliotheque Pascal

Fantasmagoria 2010: Bibliotheque Pascal

Cuento de hadas de hechuras turbias y comprometidas, Bibliotheque Pascal toma su base en la realidad y la deforma a su antojo, convirtiendo a su protagonista (la estupenda Orsolya Török-Illyés, que aguanta sobre su cuerpo y rostro el peso de toda la cinta) no ya en una princesa feérica, como la estructura del film podría sugerir, sino en una superviviente desorientada en mitad de una jungla contemporánea repleta de asfalto, buitres, necesidad y doble moral. Szabolcs Hadju, en fin, no puede evitar mostrar la podredumbre ética de una sociedad solo enferma entre bambalinas (y a la que nunca juzga), convirtiendo su trabajo en un continuo crescendo dramático, repleto de colores y de ornamentos barrocos, y de transiciones imaginativas que agilizan (y dan vigor) el relato narrado; un espectáculo desbordante, finalmente subyugador y nihilista, capaz de hibridar, en un mismo plano narrativo (y con pulso firme: no lo olvidemos, estamos en presencia de una de las películas del año), el relato surrealista (de lejana raíz almodovariana), el drama social y el cine fantástico. Un cóctel de referencias antitéticas y de buenas maneras que no se pueden perder de ningún modo.

Crítica completa en SEPTIMOVICIO.COM


Fantasmagoria 2010: MONSTERS

Fantasmagoria 2010: MONSTERS

Monsters es mucho más que la suma de todos sus referentes (conscientes o no). Su premisa de partida no solo contextualiza la película: también la repleta de incertidumbre. Los monstruos, así como los combates que promueven los hombres con quienes se enfrentan, siempre quedan en segundo plano pero, al mismo tiempo, su presencia siempre está latente. El contexto va a determinar, pues, todo el entramado dramático pero nunca lo supedita a él. También en esto se desmarca de cualquiera de las películas que la preceden. Como cinta de género, proyecta sus intenciones dentro del ámbito de la ciencia ficción; si bien, su tono realista (nunca antes una ficción científica pareció menos ficción que en esta película de Gareth Edwards), casi de cine social (no en vano, los primeros borradores de esta historia enmarcan su argumento docu-dramático dentro de un hábitat lacerado por la irrupción de la gripe aviar) consigue evitar cualquier epítome efectista. En esta tesitura, más psicológica que espectacular, hombres y monstruos tratan de buscar su lugar en un mismo ecosistema; y lo hacen mientras reflexionan sobre su pasado, presente, futuro, identidad y naturaleza, en mitad de un paraje inhóspito solo en apariencia, sobre todo cuando dicho viaje adquiere, por momentos (y más aún en su tramo final) un propósito curativo.

Crítica completa en SEPTIMOVICIO.COM

Fantasmagoria 2010: LA CASA MUDA

Fantasmagoria 2010: LA CASA MUDA

La uruguaya, La Casa Muda, se incorpora a la parrilla de proyecciones confirmadas en la web oficial de Fantasmagoria

Fantasmagoria 2010: LA MEUTE (THE PACK)

Fantasmagoria 2010: LA MEUTE (THE PACK)

[reseña completa en SÉPTIMOVICIO.COM]

Ejercicio de cinefagia repleto de personalidad, humor negro (en pocas dosis, todas gratificantes) y múltiples hallazgos visuales que sabe mejor cuánto más se aleja de todos sus referentes (especialmente los contemporáneos, a excepción The Descent de Neil Marshall); una pieza única, en alguno de sus segmentos (como lo es el da la primera aparición de los comedores de carne) ejemplar, que no solo se autoexige ocultar las debilidades de su guión con una inteligente planificación escénica sino que termina por constituirse en una nueva vía creativa per se, lejos de los excesos hemoglobínicos, paroxísticos, climáticos que proponen alguno de los compañeros de generación (ocasionalmente compatriotas) de su director. No nos parece poco en estos tiempos (clónicos) que corren.

Fantasmagoria 2010: Somos lo que hay

Fantasmagoria 2010: Somos lo que hay

Leer reseña completa de David López, así como una suculenta entrevista a su director, Jorge Michel Grau, en septimovicio.com

[extracto de la crítica de Dávid López] En una de sus habituales boutades, entre la espontaneidad surrealista y el humor macabro, Roland Topor venía a alabar las bondades de cierta gastronomía local, bendiciendo como una genuina delicatessen la sanguineta, “esa sangre de mujer asada con tocino, ajo y perejil” cuya elaboración respondía más al ejercicio de un docto que a una mera tradición culinaria. Certero, como siempre, nos exhortaba a considerar el festín de matadero, servido en abundancia en cualquiera de nuestras francachelas regionales, como pintoresca anécdota de nuestra condición humana. Pues no nos engañemos, todos somos caníbales turbados por el insaciable deseo de devorar al Otro".

Fantasmagoria 2010: Cuenta atrás

[del 13 al 18 de noviembre de 2010]

Phase IV: De hormigas y hombres

Phase IV: De hormigas y hombres

El área que estudian los científicos se encuentra completamente asolada por la irrupción formícida. Todos los habitantes del lugar, a excepción de una familia de granjeros que vive con su nieta adolescente, han abandonado sus casas. El ambiente es singularmente hostil. En mitad de una urbanización inacabada, próxima a la granja, se han erigido una serie de hormigueros de arena gigantescos, con forma monolítica (semejantes -la música extra diegética que Bass utiliza como ornamento refuerza la comparación-, en forma y aspecto a los monolitos de 2001). En una película donde la geometría estructural tiene tanto que decir, incluso la posición estratégica del centro de investigación en el que se encierran los científicos oculta un sentido ajedrecístico. Uno de los múltiples planos fijos que sirven de transición en la película refuerza esta idea: en segundo plano, la cámara se empeña en mostrarnos la prominente esfera blanca (recubierta de placas triangulares) donde se ocultan los científicos; en primer plano, aunque desenfocado, podemos observar como los hormigueros se yerguen frente al laboratorio como poderosos alfiles negros, dispuestos para una batalla que se aventura cercana, esperando de aquellos a quienes se enfrentan una provocación o un movimiento en falso. En esta tesitura, no casual, las piezas blancas -apremiadas por aquellos que los financian- ansiosas por provocar una respuesta que acorte plazos y gastos, toman la iniciativa y disparan a los hormigueros, convirtiéndolos en un despojo terregoso. Cuando las piezas negras reaccionan, lo hacen de forma dramática, al abrigo de la noche, dirigiendo su ira contra la única granja ocupada que queda en la zona, atacando a los animales que allí se cobijan, presumiendo, al mismo tiempo, de ferocidad e ingenio, y forzando la huida, en coche, de los hombres y mujeres que la habitan. Confusa y aterrorizada -las hormigas están en todas partes-, la familia granjera sufre un accidente en su huida que resultará mortal para la mayoría de sus miembros en las mismas puertas de un laboratorio naturalmente preparado para la defensa exterior. La única superviviente del ataque se refugia en el interior del recinto junto a los dos científicos, enferma de terror y confusión. Es, precisamente, la introducción de un elemento externo (y no previsto por Hubbs en su memoria previa) dentro del complejo científico, el que ejerza de catalizador de todo lo que sigue a continuación.

(Leer artículo completo en la portada de PASADIZO.COM)

FIJR GRANADA 2010: Palmarés

FIJR GRANADA 2010: Palmarés

El fallo del jurado internacional, compuesto por Luis Sampieri (director argentino), Philipp Engel (periodista y crítico de cine), y Zoe D'Amaro (realizadora italiana), ha sido el siguiente:

 

Premio al Mejor Cortometraje de Acción Real (dotado con 6000 euros)

 

“Protopartículas” de Chema García, por ser la confirmación de un talento emergente, con gran capacidad para hallar lo extraordinario en lo cotidiana y dotarlo de una poesía auténtica, vital y profunda.

 

Premio al Mejor Cortometraje de Animación (dotado con 3000 euros)

“After me” de Paul Emile Boucher ,Thomas Bozovic, Madeleine Charruaud, Dorianne Fibleuil, Benjamin Flouw y Mickaël, por su poder de penetración psicológica en la representación formal de la paranoia de una ruptura amorosa.

 

Premio “Val del Omar” al Mejor Cortometraje Experimental (dotado con 4500 euros)

“El tránsito” de Elías León, por ser una inteligente radiografía de la sociedad contemporánea con ritmo, profundidad y sentido del humor.

 

 

El fallo del jurado nacional, compuesto por Jesús Lens (Centro Cultural Memoria de Andalucía de CajaGRANADA), José Enrique Cabrero (diario Ideal), Fernando Alanzor (Zebra Imagen), y Fátima Ruiz (Canal Sur Televisión), ha sido el siguiente:

 

 

Premio al Mejor Cortometraje Nacional (dotado con 3000 euros)

“Amistad” de Alejandro Marzoa, por retratar un tema de actualidad con sentido del humor, destacando la calidad interpretativa del cuarteto protagonista. Queremos reseñar el alto nivel de la mayoría de los trabajos seleccionados, con especial mención a “Sinceridad”, por su guión, y a “Mi amigo invisible”, por su maravillosa y ochentera visión de la realidad.

 

Premio RTVA al Mejor Cortometraje Andaluz (dotado con 1500 euros)

“Adiós muñeca” de Hugo Sanz, por su originalidad narrativa, calidad técnica, excelente fotografía, un montaje que favorece el ritmo de la historia y especialmente por lo bien resuelto que está el cortometraje. Además, mención especial a la interpretación de su protagonista.

 

Premio al Mejor Cortometraje Granadino (dotado con 1500 euros)

“Atormenta” de Isabel Heredia, porque en apenas un minuto desarrolla una idea concisa que arranca una sincera y honesta sonrisa al espectador.

 

Fantasmagoria 2010: Teaser

 

[www.fantasmagoria.es]

Fantasmagoria 2010: RUBBER

Fantasmagoria 2010: RUBBER

Dupieux plantea en Rubber un diálogo constante —e intensamente subrayado— con el espectador (que no sale, precisamente, bien parado) al que enfrenta a un espejo (a ratos deformado, a ratos paródico) en el que poder mirarse. El resultado de este enfrentamiento dialéctico no deja títere con cabeza (nunca mejor dicho que en este contexto). Así las cosas, los límites de la ficción son continuamente traspasados, hasta tal punto que espectador y obra terminan fusionándose en un mismo corpus conceptual. Dupieux lo resume de forma práctica en aquellas secuencias en las que los personajes “reales” y los “ficticios”, es decir, los que creen que no desempeñan un rol predefinido y los que sí lo hacen, interactúan entre sí, incluso comparten planos en pantalla. De forma contradictoria, el discurso de Rubber, especialmente el más grotesco, va a necesitar de la complicidad de la platea (no es un asunto menor: pues es esa misma platea el destinatario único de dicho discurso) para alcanzar una efectividad plena. La moraleja es, finalmente, (de)constructiva: ambos interlocutores se necesitan mutua e ineludiblemente. Esa reciprocidad —y es ahí donde el mensaje de Dipieux adquiere un componente singularmente lúcido—, representa la esencia propia del Cine, aunque la mayor parte de las situaciones argumentales que lo definen se dejen dominar, claro, y es su punto de partida, por “la sinrazón” o la arbitrariedad.

 

Leer crítica completa en SEPTIMOVICIO.COM

Fantasmagoria 2010: RED NIGHTS

Fantasmagoria 2010: RED NIGHTS

Red Nights  (Nuits rouges du bourreau de jade) es una cinta perversa, a ratos rabiosamente retorcida; lo es para con sus personajes (a los que en ningún momento deja bajar la guardia) y lo es para con el público (al que le niega en todo momento la posibilidad de identificarse con aquéllos); es, además, profusamente expresionista (en sus formas, en sus elecciones cromáticas, en su puesta en escena; en el uso de la luz), fetichista (pies, zapatos de tacón, látex, cajas chinas, perfumes protagonizan múltiples primeros planos), finalmente, violenta (incluyendo una secuencia de tortura especialmente desagradable). En realidad, y como ejercicio de estilo y cinefilia, es una película que depende tanto de su argumento como de su apariencia. Nunca antes una obra había supeditado, de este modo, su narración a la importancia de todos y cuantos elementos objetuales y de atrezzo aparecen en ella; hasta tal punto, que no tardan en apropiarse de su identidad. Los directores Julien Carbon y Laurent Courtiaud, críticos de cine reconvertidos a guionistas en el Hong Kong de mediados de los noventa, no pretenden otra cosa. Red Nights es, de principio a fin, un capricho formalista

 

[REVIEW COMPLETA EN SÉPTIMOVICIO.COM]

FIJR GRANADA 2010. Cuenta atrás.

FIJR GRANADA 2010. Cuenta atrás.

[FIJR 2010]

[Del 23 al 30 de octubre de 2010]

[es decir, YA]

[con alguna cita ineludible...]

[...por ejemplo, una MASTERCLASS impartida por el gran J. M. Asensio

[...o el concierto inaugural de Lagartija Nick con Val de Omar como lúcido leit motiv...] 

[...por no hablar de los homenajes retrospectivos a las filmografías de Pedro Costa o Albert Serra, que también visitarán Granada...]

[...como lo hará el argentino Luis Sampieri, director de Fin, una de las joyas ocultas exhibidas en el pasado Festival de Sitges...]

[...sin olvidar, naturalmente, la programación de cortos habitual, dividida por categorías, que debiera hacer las delicias de los seguidores del certamen en su vertiente más clásica]. 

[Del 23 al 30 de octubre de 2010]

[es decir, YA]

[FIJR 2010]

Pedro Costa, Albert Serra y Luis Sampieri en el FIJR

Pedro Costa, Albert Serra y Luis Sampieri en el FIJR

El Festival Internacional de Jóvenes Realizadores de Granada, que se celebrará en la última semana de octubre de 2010, contará, como gozoso complemento a su sección competitiva en el formato corto, con la visita de los prestigiosos realizadores Pedro Costa, Albert Serra y Luis Sampieri. Costa participará como invitado especial en la ya célebre sección "Encuentros con realizadores" (una cita que, en los últimos años,  se está convirtiendo en imprescindible); Serra será objeto de una singular retrospectiva sobre su obra con la proyección de dos de sus títulos más significativos:  "Honor de cavalleria" y "El cant del ocells"; y Sampieri, uno de los miembros del jurado del Festival, presentará su último largo: "Fin", un drama experimental con el suicidio juvenil como telón de fondo.  

Más (y mejor) información en Séptimovicio.com

Fantasmagoria 2010

Fantasmagoria 2010

Como si se tratara del phoenicopterus de la mitología griega, surge Fantasmagoria como reacción, seguramente furibunda, a una tendencia imparable en el panorama cultural contemporáneo consistente en sabotear, siquiera inconscientemente, la oferta cinematográfica dirigida al espectador más inconformista con la excusa de la crisis.

Fantasmagoria es, pues, una propuesta cultural de naturaleza diferente que nace gracias al empeño, singularmente indomable, de David López, y de aquéllos que le acompañan y apoyan en esta nueva cruzada, una de las muestras más sugestivas de todas y cuántas se advienen en el horizonte audiovisual patrio (no por casualidad, contumazmente lastimado por quien menos debería), que tiene como pretensión, seguramente quijotesca, la de reinventar el concepto de Festival de Cine Fantástico en su modalidad más transgresora. Su sonora denominación ya evoca, y de qué modo, buena parte de su carácter. El resto, va a definirlo un espíritu de trabajo y superación deudor de una máxima, de lo más romántica, consistente en suplir con imaginación y esfuerzo el déficit que comporte la ausencia de medios.

Cinefilia, atrevimiento, vanguardia, transgresión, y diversidad concretarán, en fin, esta primera Semana Internacional de Cine Fantástico de Granada, fundamentalmente definida no tanto por el volumen de sus cifras como por la calidad intrínseca de su programación. No por casualidad, la filosofía del Festival puede resumirse tomando como base sus propias elecciones (nunca conformistas, nunca previsibles, nunca acomodaticias). Es más, serán dichas elecciones las que terminen por definir su identidad. No hay mejor modo de vindicar una programación como la que se propone.  

En este sentido, el Festival configurará su parrilla con una selección, de veras significativa, del mejor cine fantástico de todos los tiempos –con dos películas cuyos títulos adelantaremos en breve- y con una programación oficial suculenta, además de heterogénea, formada por obras (y es un adelanto) como Uncle Boonmee who can recall his past lives de Apichatpong Weeresethakul, Palma de Oro en Cannes en 2010, una de las películas del año; The Pack (La Meute) de Franck Richard, una inteligente revisitación de los esquemas formales del cine de terror de los ochenta, o Red Nights (Nuits rouges du bourreau de jade) de Julien Carbon y Laurent Courtiaud, una iconoclasta, exótica (y erótica), cinéfila y perversa fábula de intriga y terror que mezcla, con un atrevimiento estético singularmente fetichista, el Polar francés con el Heroic Bloodsheed fecundado en el Hong Kong de finales de los ochenta. Ejemplos en formato empírico de la personalidad incuestionable de una muestra diseñada, naturalmente, para fortalecer los cimientos sobre los que en el futuro deba asentarse este Festival.

Apunten el nombre, la fecha y el lugar. Fantasmagoria, del 13 al 18 de noviembre de 2010. Algo se mueve en Granada… 

Teaser II. Granada :13-18/11/2010